Diputados rusos buscan procesar a Gorbachov por desmantelamiento de la URSS

Cinco diputados rusos, de distintas formaciones políticas, pedirán a la Fiscalía General de Rusia que investigue al expresidente soviético Mijaíl Gorbachov para procesarlo por su papel en el desmantelamiento de la Unión Soviética, informó hoy el periódico "Izvestia".

Los legisladores, dos del partido gobernante Rusia Unida (RU), dos del Partido Comunista (PC) y uno del ultranacionalista Partido Liberal Democrático (LDPR), consideran que Gorbachov y otros dirigentes de la época cometieron delitos que condujeron la desintegración de la Unión Soviética a fines de 1991.

En particular, acusan a Gorbachov de haber creado el Consejo de Estado de la URSS, órgano que no estaba contemplado por la Constitución del país y que decidió el reconocimiento de las independencias de las repúblicas soviéticas bálticas, Estonia, Letonia y Lituania.

El diputado del LDPR Mijaíl Degtiariov, uno de los autores de la iniciativa, dijo a "Izvestia" que la investigación permitirá evaluar jurídicamente los acontecimientos que ocurrieron hace más de veinte años.

"Hasta ahora no se ha hecho una valoración jurídica de la destrucción del Estado, cuando todos los hechos señalan que fue una acción planeada. Los culpables deben ser castigados, entre ellos Gorbachov", agregó.

Según Degtiariov, las consecuencias del desmantelamiento de la URSS se sufren hasta el día de hoy y señaló como ejemplo la grave crisis en que está sumida Ucrania.

"En Kiev muere gente y habrá aún más muertes por culpa de aquellos que hace muchos años decidieron en el Kremlin acabar con el país (la URSS)", recalcó el diputado

Gorbachov calificó de "completa tontería" la iniciativa de los diputados. 

"Estos llamamientos reflejan el deseo de algunos legisladores de figurar en los medios. Les gusta que los mencionen, que hablen de ellos. Pero son llamamientos absolutamente infundados desde el punto de vista de los hechos históricos", dijo el expresidente soviético a a la agencia Interfax.

El 8 de diciembre de 1991, los líderes de Rusia, Bielorrusia y Ucrania firmaron un acuerdo para la disolución de la URSS y la creación de la Comunidad de Estados Independientes.

El día 25 de ese mismo mes Gorbachov anunció su dimisión como presidente soviético.

Meses antes, en marzo, el 77,8 % de los soviéticos, según los resultados oficiales, se había pronunciado en un referéndum a favor de la preservación del Unión Soviética como Estado.