Eurocámara pide sanciones para los 32 funcionarios rusos de "lista Magnitski"

El pleno de la Eurocámara solicitó hoy sanciones contra los 32 funcionarios rusos que el abogado Serguéi Magnitski, fallecido en prisión, incluyó en su lista de defraudadores y corruptos de la oligarquía rusa.

La resolución parlamentaria aprobada por los eurodiputados pide al Consejo (los gobiernos de la UE) que elabore una lista completa de los funcionarios rusos implicados en la persecución de Magnitski para que se les prohíba la entrada en la UE y se les incauten sus activos financieros.

Según varias investigaciones que recogen los eurodiputados en su resolución, Magnitski murió en prisión preventiva en 2009 después de soportar "condiciones inhumanas, negligencia deliberada y tortura".

El texto reclama a los gobiernos de los Veintiocho que presionen a Rusia para que lleve a cabo una investigación "creíble, exhaustiva e independiente" de la muerte del abogado y juzgue a los responsables.

Asimismo, reclaman a las autoridades que establezcan medidas para proteger a la madre y viuda del abogado, que denuncian presiones y amenazas, y estuvieron hoy presentes en calidad de invitadas durante la votación en la Eurocámara.

La resolución respaldada por los eurodiputados reclama que se ponga fin al acoso a su familia y aboga por una política "firme, coherente y global" frente a Rusia.

"Cada vez es más necesario que la UE adopte una política con Rusia firme, coherente y global, sostenida por todos los Estados miembros, en la que el apoyo y la asistencia se vean respaldados por una crítica firme y justa, que incluya sanciones y medidas restrictivas cuando sea necesario", señala el texto votado.

Con esas restricciones de visado, los eurodiputados consideran que se lanzaría "una señal política de la preocupación de la UE destinada a un público más amplio, por lo que siguen siendo una herramienta de política exterior necesaria y legítima".

Magnitski fue arrestado después de acusar a un grupo de funcionarios de fraude fiscal masivo.

En julio de 2013, un tribunal de Moscú declaró al difunto abogado ruso, Sergei Magnitski, culpable de evasión de impuestos, una apertura de juicio post mortem fuertemente criticada por la UE y Estados Unidos.