Moscú tacha de "fantasía" una posible Guerra del Gas entre Occidente y Rusia

Rusia tachó hoy de "fantasía política" una posible Guerra del Gas con Occidente después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, propusiera aumentar ayer las exportaciones de gas para satisfacer la demanda de la Unión Europea (UE).

"Esto no es ni siquiera una historia para no dormir. Yo diría que es más bien una fantasía política", aseguró hoy Vladímir Chizhov, embajador ruso ante la UE, a la agencia Interfax.

Chizhov subrayó que la Unión renunciará al gas natural en favor del gas de esquisto sólo "dentro de 50 años o puede que dentro de 100 años".

"Estados Unidos apoya políticamente a la UE en su aspiración a diversificar sus fuentes de energía y reducir la dependencia de Rusia", apuntó.

Con todo, añadió, "esto no convierte al gas alternativo en más rentable económicamente".

"Imagínese que una cantidad cualquiera de gas esquisto en el estado de Dakota del Norte (...) sea bombeada a través de tuberías a una terminal cualquiera, la conviertan en gas licuado, la transporten a algún lugar en Europa y la devuelvan de nuevo a su estado gaseoso ¿Cuánto costará esto?", apuntó.

En su opinión, esto costará si no varias veces, al menos considerablemente más que el gas de (el consorcio gasístico ruso) Gazprom, en relación al que hay tantas quejas sobre que es demasiado caro.

Zhizhov destacó que, pese a los llamamientos a reducir la dependencia energética europea del vecino del norte, en 2013 las exportaciones de gas a la UE aumentaron en un 21 por ciento en relación al año anterior.

Durante su visita ayer a Bruselas, Obama se mostró dispuesto a autorizar "la exportación diaria de tanto gas natural como el que necesita Europa diariamente", aunque para ello advirtió que habría que firmar un acuerdo comercial.

Obama subrayó que la crisis de Crimea, cuya anexión por Rusia ha sido condenada unánimemente por Occidente, ha potenciado la necesidad de los socios europeos de diversificar las fuentes de energía.

Se trata de algo con lo que estamos muy comprometidos, porque es bueno para Europa y bueno para Estados Unidos. Es algo que no ocurre de la noche a la mañana, pero (la crisis ruso-ucraniana) evidencia la necesidad que tenemos de actuar ahora con urgencia", dijo.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, por su parte, añadió que Europa tiene ya proyectos de diversificación de energía en marcha, pero calificó de "buenas noticias que EEUU esté poniendo su gas de esquisto en el mercado".

"Es una bendición para el mundo", ya que de esa manera hay menos dependencia de la energía que proviene de lugares "complicados", en referencia a Rusia.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.