Sector turístico español prevé una caída del 30 % en llegada turistas rusos

La llegada de turistas rusos a España puede descender hasta un 30 % el próximo verano debido a las sanciones acordadas por la Unión Europea contra Rusia por la anexión de Crimea, según el sector hotelero, aunque el Gobierno asegura que la emisión de visados a turistas rusos no se ha visto afectada.

Así lo ha manifestado hoy el ministro de Turismo, José Manuel Soria, tras clausurar el XXII Foro anual del Club Excelencia en Gestión, donde ha señalado que aunque la sanción no se ha visto reflejada por ahora en la expedición de visados, si se había percibido previamente "una menor capacidad adquisitiva y del consumo ruso, así como una menor afluencia de visitantes".

Esto se debe, según Soria, a la devaluación del rublo, pero "no está vinculado en absoluto" a las sanciones.

Sin embargo, el sector hotelero prevé que la devaluación del rublo y las posibles restricciones en la emisión de los visados de los ciudadanos rusos hacía España puedan hacer caer la entrada de turistas.

Desde la Confederación Española de Agencias de Viaje (CEAV), Rafael Gallego, ha manifestado que las previsiones hablan de un descenso de entre un 10 y un 30 % de la llegada de turistas rusos, aunque ha detallado que algunos destinos se verán más afectados que otros.

Es el caso de Mallorca, donde la caída se prevé que sea del 30 %, y de Tenerife (Canarias), que se verá "especialmente afectada por la competencia de Turquía".

Esto se debe a que "los touroperadores más importantes emisores de turistas rusos están participados por capital turco", lo que puede derivar a los turistas hacía ese país y también hacia Chipre.

También prevé un descenso de turistas rusos para la temporada estival, Ramón Estalella, de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), aunque ha destacado que por el momento no se ha detectado, ya que los contratos de viajes se hacen con tres meses de antelación.

Estalella cree que el encarecimiento en un 30 % del "destino España" por la devaluación del rublo, ha favorecido que los turistas rusos elijan otros destinos, en algunos casos en competencia con el español, con un tipo de cambio mas asequible, como es el caso de Dubái o Turquía, "que es el primer mercado de los rusos y que además no tiene visados".

El responsable de CEHAT cree que también puede influir "la propaganda antieuropea" y espera que no se endurezca la política de emisión de visados, porque repercutiría en la contratación de último momento y dejaría al mercado español en inferioridad de condiciones respecto a otros países que no exigen visado.