Ucrania plantea su neutralidad para mejorar las relaciones con Rusia

La neutralidad de Finlandia es un modelo a seguir para Ucrania si quiere mantener buenas relaciones con Rusia, asegura el ministro de Exteriores ucraniano, Andréi Deschitsa, en una entrevista que publica hoy el diario "Die Presse" en Viena.

"No hablamos sobre una entrada de Ucrania en la OTAN. Hablar sobre una entrada en la OTAN provocaría a Rusia a reaccionar de forma inmediata e imprevisible", reconoce el ministro.

Por eso, el ministro aboga por el modelo de neutralidad de Finlandia, un país donde el propio Deschitsa ha sido embajador.

"El modelo finlandés es una opción para Ucrania: vecino de Rusia, miembro de la Unión Europea pero no miembro de la OTAN. Es importante para Ucrania tener buenas relaciones vecinales con Rusia", señala el ministro.

Por otra parte, Deschitsa insiste en que Crimea, anexionada por Rusia esta semana, sigue siendo forma integral de Ucrania.

Según el ministro, Kiev está trabajando en una propuesta para constituir la península "como zona desmilitarizada bajo la supervisión de Naciones Unidas".

Por eso, antes de retirar sus fuerzas militares de Crimea, el Gobierno ucraniano quiere esperar si se acepta esa propuesta.

"La iniciativa debe ser analizada por el Consejo de Seguridad y la Asamblea General de la ONU. Entonces podríamos llegar a una resolución que sea vinculante para nosotros", señala el ministro.

Deschitsa reconoce asimismo que el estacionamiento de tropas rudas en la frontera este de Ucrania "preocupa mucho" en Kiev, al igual que la entrada de "denominados turistas políticos" de Rusia, que "quieren provocar el caos en el este de Ucrania".

Por otra parte, admite que el Gobierno en funciones ucraniano ha cometido varios errores, sobre todo el de adoptar una nueva ley de lenguas, que iba a limitar el uso del ruso, aunque al final nunca entró en vigor.

"Pero también fue un grave error que apalearan al redactor jefe de una televisión (por emitir un discurso del presidente ruso, Vladimir Putin). Nosotros condenamos eso", dijo.

Sobre el futuro del conflicto de Ucrania dice que "todo depende de la fortaleza de la posición de Ucrania y del resto del mundo".

"Es que esto no es solo un asunto interno de Ucrania o bilateral con Rusia. Está en juego la seguridad de Europa y tal vez de todo el mundo", concluye Deschitsa.