Fitch rebaja el pronóstico de la deuda de Rusia

 La agencia de calificación Fitch rebajó hoy a negativo el pronóstico de la deuda de la Federación Rusa debido a los riesgos derivados de las sanciones de los Estados Unidos y la Unión Europea por la crisis de Ucrania.

Fitch confirmó la nota de la deuda rusa a largo plazo en BBB, aunque argumentó el pronóstico negativo "por las potenciales consecuencias de las sanciones para su economía y negocios".

"Dado que los bancos estadounidenses y europeos, además de los inversores, mostrarán probablemente reticencia para otorgar crédito a Rusia, el crecimiento económico seguirá ralentizándose", apunta el informe de Fitch.

Los expertos de la agencia también han tenido en cuenta el mal momento de la economía rusa, donde el ritmo de crecimiento se ha ralentizado el año pasado hasta el 1,3 por ciento.

La agencia de calificación advirtió que podría bajar la calificación en caso de que Rusia avance sobre el territorio de Ucrania más allá de Crimea, anexionada esta semana a la Federación rusa.

Igualmente, la adopción de nuevas sanciones por parte de Occidente y la restricción al acceso de créditos en los mercados financieros internacionales, podrían provocar una bajada de la nota.

Por contra, Fitch no espera la aparición de factores que pudieran mejorar el pronóstico de la deuda rusa a largo plazo, aunque señala que entre estos estaría la disminución de la tensión en las relaciones entre Rusia y la comunidad internacional.

Standard & Poors (S&P), otra agencia de calificación internacional, también rebajó ayer a negativa la perspectiva de la deuda rusa.