Rajoy llega a la cumbre de la UE que abordará la actitud de Rusia en Ucrania

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha llegado hoy a la sede del Consejo Europeo para participar en la cumbre de la UE que, entre otros asuntos, analizará la respuesta que ha de seguir dando la Unión Europea ante la evolución de los acontecimientos en Ucrania y la actitud de Rusia.

Rajoy ha llegado a las 16:30 horas (15:30 GMT) al edificio Justius Lipsius de la capital belga, al que se ha desplazado caminando desde el hotel en el que se aloja en Bruselas.

El jefe del Ejecutivo prevé pedir en la reunión un compromiso al resto de líderes de la UE con el impulso de las interconexiones energéticas y, en particular, las gasísticas.

Así se lo comunicó al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en la carta que le remitió el pasado 11 de marzo y en la que subrayaba que el Midcat (la interconexión de los sistemas de gas de España y Francia) debe convertirse en "un verdadero objetivo vinculante de la política energética".

Respecto a la posición que debe adoptar la UE ante la actitud de Rusia con Ucrania, Rajoy, según fuentes del Gobierno español, no se opondrá a posibles sanciones, pero pedirá tener "la cabeza fría" y actuar con cautela y prudencia.

Sí reiterará la "inequívoca" posición española respecto a la defensa de la integridad territorial de Ucrania y, en consecuencia, su rechazo al referéndum en Crimea que considera ilegal.

Aunque en la agenda de la cumbre no se incluye el tema de la inmigración, ésta será una cuestión que el presidente del Gobierno español abordará previsiblemente en sus conversaciones con otros líderes comunitarios e, incluso, en las sesiones del Consejo Europeo.

Lo que sí tiene que decidirse entre hoy y mañana en Bruselas es la agenda de la cumbre UE-África que se celebrará en la capital belga los días 2 y 3 de abril.

En principio, estaba previsto que las cuestiones sobre la seguridad en los países africanos coparan esa cumbre, pero Rajoy y otros líderes europeos van a plantear que se debata también sobre la cooperación al desarrollo y sobre los flujos migratorios.

Este es un análisis de especial importancia para España en un momento en el que los ciudades de Ceuta y Melilla están sufriendo en las últimas semanas un repunte de la presión migratoria. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.