Los líderes de UE darán una respuesta conjunta a la anexión de Crimea a Rusia

Bruselas, 20 mar (EFE).- Los Veintiocho tratan hoy de concretar una respuesta conjunta a la anexión por Rusia de la región autónoma ucraniana de Crimea, sin descartar que adopten nuevas sanciones individuales e incluso la cancelación de la cumbre bilateral con Moscú de junio.

La crisis en Ucrania será el principal asunto que los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) abordarán este jueves y viernes en su cumbre trimestral, que está previsto que comience a partir de las 16.30 GMT.

En la agenda figuran otros asuntos como el suministro energético, los planes para relanzar la política industrial, el "semestre europeo" -el calendario para coordinar las políticas económicas y presupuestarias-, el cambio climático o las relaciones con África.

Los líderes buscarán una respuesta unida ante la evolución de la crisis ucraniana y la anexión de Crimea por parte de Rusia, que hasta el momento está ignorando las repetidas llamadas de Bruselas y de los socios comunitarios, al igual que de Estados Unidos, para solucionar la situación de manera dialogada con Kiev.

En su reunión extraordinaria del 6 de marzo, convocada tras la toma del control de Crimea por fuerzas prorrusas, los líderes ya decidieron suspender el diálogo con Moscú sobre la liberalización de visados y la negociación de un nuevo acuerdo marco.

También plantearon que, si Moscú no rebajaba la tensión en la zona, impondrían sanciones específicas y, si aun así no había resultados, contemplarían una tercera fase medidas de calado económico que afectarían a la relación bilateral UE-Rusia.

Las sanciones comunitarias ya están en la segunda etapa desde el lunes, cuando los ministros de Exteriores acordaron congelar activos y prohibir viajar a territorio comunitario a 21 políticos y militares rusos y ucranianos por considerarlos responsables de amenazar la integridad territorial del país y de organizar un referendo que consideraron ilegal e ilegítimo por violar la Constitución ucraniana y la ley internacional.

Hoy los Veintiocho tendrán que decidir si van más allá en sus medidas restrictivas hacia Rusia, a quien siguen pidiendo que dialogue con Kiev para lograr una solución negociada y pacífica a la crisis.

Los países de la UE evalúan también los efectos que tendría la imposición de sanciones de mayor calado a Rusia, en especial los que son más dependientes en los ámbitos económico, comercial y energético de Rusia, como los países del este de Europa.

Antiguas repúblicas soviéticas como Lituania, Letonia y Estonia, hoy socios comunitarios, más Polonia, Suecia y Reino Unido, son quienes se muestran a favor de dar una respuesta más fuerte ante Rusia, aunque fuentes diplomáticas señalaron que no hay una "división radical" entre los Veintiocho.

Además, el primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, firmará mañana con los líderes los capítulos políticos del acuerdo de asociación ofrecido por la UE a Ucrania, cuyo rechazo del régimen de Víktor Yanukóvich en noviembre desató las protestas proeuropeas y opositoras que le derrocaron. EFE