España se vuelca en Moscú para mantener su liderazgo como destino para Rusia

España quiere mantener y consolidar su liderazgo como destino europeo preferido por los turistas rusos, como demuestra su importante despliegue en la Feria Internacional de Turismo de Moscú (MITT 2014) inaugurada hoy en la capital rusa.

"Rusia es uno de los mercados más estratégicos en estos momentos" para el mundo del turismo y para España como destino, dijo a Efe el consejero de Turismo de la Embajada española en Moscú, Alvaro Renedo.

En los últimos cinco años, se "han cuadruplicado las visitas de rusos a España", recordó el diplomático, que agregó que prácticamente todas las comunidades autónomas españolas se han beneficiado de este crecimiento.

Tras unos números de crecimiento espectaculares en los últimos dos años, el destino España afronta este 2014 con mucha cautela en lo que se refiere al mercado ruso.

"El rublo ha sufrido una fuerte devaluación, y por tanto nuestras previsiones deben ser necesariamente conservadoras. Es muy pronto todavía para hacer evaluaciones, porque el efecto de la devaluación (más de un 20 % en poco más de un mes) se va a sentir en las próximas semanas", lamentó Renedo.

Los operadores turísticos, las empresas y las administraciones responsables del área del turismo, sin embargo, han llegado con optimismo a la feria de turismo más importante de Rusia, seguros de poder mantener sus posiciones entre unos viajeros que ya conocen de sobra las ventajas y bondades que ofrece España.

"Esperamos mantener ese liderazgo absoluto que tenemos en Rusia entre los destinos europeos, y mantener por lo menos las mismas cifras del año pasado", manifestó el diplomático español.

El mundo del turismo y en particular los destinos españoles no han podido quedarse ajenos a la crisis de Ucrania y a la fuerte presión internacional que sufre Moscú por su intervención militar en la república ucraniana de Crimea y la anexión de ese territorio a Rusia, consumada ayer en el Kremlin.

Esta crisis, que por lo pronto ha precipitado la caída de la moneda nacional rusa, "afecta no sólo a España sino también a nuestros competidores, como por ejemplo Italia o Grecia, aunque de momento las cifras de turistas llegados a nuestro país y las perspectivas no son malas", dijo Renedo.

Otra consecuencia de la crisis de Ucrania ha sido la suspensión de la negociación entre Rusia y la Unión Europea para la exención de los visados, muy promovida por España por la importancia que tiene para ese país el mercado de turistas rusos.

"Hemos sido los líderes en defender dentro de la UE la conveniencia de que desaparezcan los visados. Sabemos que de suceder, el turismo ruso crecería en torno al 30 %, no sólo en el caso de España, sino también para otros países europeos", apuntó Renedo.

La postura española, en este caso, es confiar en que "las aguas vuelvan a su cauce" y las diferencias entre Rusia y los Veintiocho se superen en poco tiempo.