Comandante Flota del mar Negro negocia en cuartel naval asaltado en Crimea

Simferópol (Ucrania), 19 mar (EFE).- El comandante de la Flota rusa del Mar Negro, vicealmirante Alexándr Vitko, llegó al cuartel general de la Armada ucraniana en Sebastopol para negociar con sus mandos, después de que una multitud de civiles irrumpiera en el recinto, plantara la bandera rusa y cantara el himno ruso.

Según informan medios rusos, varios cientos de civiles, algunos enmascarados y entre ellos mujeres, irrumpieron en el cuartel después de celebrarse un mitin a las puertas de la base.

Los asaltantes derribaron una verja para entrar en el cuartel general y "los oficiales intentan contener a la multitud. Hay gente enmascarada y otros no, pero no hay hombres armados", dijo Vladislav Selezniov, portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano en Crimea.

"Está claro que nuestros oficiales no van a usar la fuerza contra mujeres", enfatizó el portavoz.

Los asaltantes colocaron la bandera rusa en el asta de la base, tras arriar la ucraniana, y después cantaron el himno ruso.

En la fachada del edificio hicieron una pintada con grandes letras: "La Fuerza Naval ucraniana contra el fascismo. Nosotros, por la paz", mientras a la entrada del recinto continuaba el mitin.

El comandante ruso de la Flota del mar Negro inició negociaciones con el comandante de la Fuerza Naval ucraniana, contralmirante Serguéi Gaiduk.

Según los medios rusos, no se ha empleado la violencia en la toma de este cuartel general.

Selezniov indicó que durante la noche en las otras unidades militares ucranianas emplazadas en Crimea no se registraron incidentes.

"En todas partes intentan convencer a nuestros militares de que se pasen al Flota rusa del mar Negro o de que se marchen a la parte continental de Ucrania", agregó

Ucrania denunció ayer que un suboficial de sus fuerzas armadas murió tiroteado por presuntos soldados rusos en una base en Simferópol, incidente en que el también resultó herido un capitán ucraniano.

Según las autoridades crimeas, un miembro de las autodefensas rusas resultó muerto y otros dos heridos por disparos de francotiradores cerca de la misma base militar ucraniana.

"Los disparos provenían del mismo punto e iban dirigidos en dos direcciones: contra las autodefensas que estaban comprobando una llamada que advertía de la presencia de hombres armados en un edificio en obras, y en dirección a la base militar ucraniana cercana", declaró un portavoz crimeo. EFE