La UE subraya a Moscú que "ni reconoce ni reconocerá" la anexión de Crimea

La Unión Europea (UE) subrayó hoy al presidente de Rusia, Vladimir Putin, que ni "reconoce ni reconocerá" la anexión por parte de Moscú de la península ucraniana de Crimea como una república federada.

"La Unión Europea no reconoce ni reconocerá la anexión de Crimea y Sebastopol a la Federación de Rusia", afirmaron en un comunicado conjunto los presidentes de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Agregaron que "la soberanía, la integridad territorial y la independencia de Ucrania tiene que ser respetada".

Rusia se anexionó hoy Crimea como república federada de forma extraordinariamente rápida, ya que apenas han transcurrido 48 horas desde que el domingo la población de la región autónoma ucraniana se pronunciara masivamente por esa opción en un referéndum reconocido solo por Moscú.

Barroso y Van Rompuy reiteraron una vez más a Moscú que la Unión "tampoco reconoce el referéndum ilegal e ilegítimo en Crimea ni sus resultados".

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE abordarán "la situación en Ucrania y la respuesta unida europea" en la cumbre que celebrarán los días 20 y 21 de marzo, indicaron.

Serán los líderes comunitarios, que ya dedicaron una cumbre extraordinaria a la situación en Ucrania el pasado 6 de marzo, quienes decidan si toman nuevas medidas frente a Rusia, que hasta el momento no parece afectada por las sanciones ya adoptadas por Bruselas.

En esa reunión extraordinaria, los Veintiocho ya advirtieron a Rusia de que tomarían medidas restrictivas en su contra en tres etapas si no se daban pasos para rebajar la tensión en Crimea.

La primera fase la aplicaron el mismo 6 de marzo con la suspensión del diálogo para liberalizar visados y de la negociación de un nuevo acuerdo marco bilateral con Rusia.

La segunda fue refrendada el lunes por el consejo de ministros de Exteriores de la Unión, que sancionó a 21 dirigentes rusos y ucranianos por amenazar la soberanía e integridad territorial de Ucrania y organizar el referendo sobre la anexión de Crimea a Rusia, considerado ilegal e ilegítimo por la UE y Estados Unidos.

En concreto, se les han congelado sus bienes en la UE y se les ha prohibido viajar a territorio comunitario.

Como tercera fase, los líderes contemplan la posibilidad de aplicar medidas de calado económico que afecten a la relación con Rusia, y que podrían acabar en la anulación de la cumbre UE-Rusia prevista para junio.

La portavoz comunitaria de Exteriores, Maja Kocijancic, recordó hoy que la posición defendida por los ministros de la UE el lunes será también la de los líderes en la cumbre de esta semana, en la que además se tendrán en cuenta "los últimos acontecimientos".

Subrayó que la Unión pide a Rusia empezar negociaciones con Ucrania de cara a alcanzar una solución que respete la ley internacional y la soberanía e integridad territorial ucraniana.

Kocijancic señaló que en la cumbre "se tomarán más pasos si no vemos una reducción de la tensión en la situación", pero que la decisión "corresponde a los líderes esta semana".

Fuentes diplomáticas consideran que la lista de sancionados aprobada por los ministros el lunes podrá ampliarse en la cumbre de esta semana si no se constata una mejoría en la crisis.

También está en manos de los líderes la posibilidad de cancelar la cumbre bilateral UE-Rusia prevista para junio en la localidad rusa de Sochi. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.