Moscú tilda de antirrusa la resolución del Parlamento Europeo sobre Ucrania

Moscú tildó hoy de antirrusa la resolución aprobada ayer por el Parlamento Europeo sobre la situación en Ucrania, en la que los eurodiputados rechazaron el argumento ruso de que la intervención en Crimea es para defender a los rusos étnicos.

"Nos resulta sorprendente el carácter claramente antirruso de la resolución aprobada ayer por la Eurocámara", señaló un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

"Las definiciones que contiene (el documento) son inadmisibles e injustas, mientras que sus conclusiones distorsionan por completo la esencia de lo ocurrido en Ucrania", añadió la nota.

Según la diplomacia rusa, la resolución europea "demuestra una vez más la contundente negativa de los eurodiputados de basarse, en su trabajo, en el sentido común y los hechos objetivos".

El comunicado señala irónicamente que "parece que de cara a las elecciones al Parlamento Europeo no se pueden esperar otras cosas".

Los eurodiputados, que denunciaron la actitud del Kremlin en un debate este miércoles que llevaba el título de "La invasión rusa de Ucrania", rechazaron en la resolución el objetivo aducido por Rusia de proteger a la población de habla rusa de Crimea pues "carece de todo fundamento".

Por otro lado, dijeron "tomar nota con gran preocupación de los informes que indican que individuos armados están marcando las casas de los tártaros ucranianos en zonas de Crimea" donde conviven con rusos.

A propósito del papel de la Unión Europea (UE) en el conflicto, destacaron "la necesidad" que ésta y sus estados miembros "se dirijan a Rusia con una sola voz" y apoyen el derecho de una Ucrania unida a decidir libremente su futuro.

El texto destaca que la integridad territorial de Ucrania ha sido garantizada por Rusia, Estados Unidos y Gran Bretaña en el Memorando de Budapest firmado con Ucrania, y señala que, en virtud de la Constitución ucraniana, la República Autónoma de Crimea solo puede organizar referendos sobre asuntos locales y no sobre la modificación de las fronteras reconocidas internacionalmente.

En ese sentido, señalaron que el referéndum sobre la cuestión de la adhesión a la Federación de Rusia debe considerarse "ilegal e ilegítimo".

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.