El Reino Unido, pesimista sobre la reunión entre Kerry y Lavrov

Londres, 14 mar (EFE).- El ministro británico de Exteriores, Willim Hague, consideró hoy "extraordinariamente difícil" que se produzcan progresos sobre la crisis de Ucrania en la reunión en Londres de los responsables de la diplomacia de EE.UU. y Rusia.

Hague hizo estas declaraciones tras reunirse por separado con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el titular ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, antes de que ambos iniciasen su encuentro en busca de una salida diplomática a la crisis de Ucrania, a solo dos días del referéndum de Crimea.

Según Hague, ambos ministros están "seriamente comprometidos" a buscar progresos en ese encuentro, pero "el hecho de que Rusia no haya tomado ninguna decisión para rebajar las tensiones lo convierte hoy en una tarea extraordinariamente difícil".

Antes de iniciar su reunión en la residencia del embajador estadounidense en Londres, Kerry y Lavrov destacaron, en una comparecencia conjunta, la relevancia de buscar una salida a sus fuertes diferencias sobre la crisis de Ucrania.

"Tenemos mucho de lo que hablar" sobre "cómo avanzar" y cómo resolver nuestras diferencias, apuntó Kerry, mientras Lavrov se mostraba "satisfecho" de celebrar este encuentro.

"Estamos en una situación difícil, muchas cosas han pasado y hemos perdido mucho tiempo, así que tenemos que ver qué se puede hacer", apuntó por su parte el ministro ruso.

Su encuentro se vio antecedido por una reunión de John Kerry en la residencia oficial de Downing Street con el primer ministro británico, David Cameron, y William Hague.

Tras ella, David Cameron insistió en que la posición de Rusia sobre Ucrania podría tener "consecuencias", como ha dicho en ocasiones previas él mismo y responsables del Gobierno estadounidense.

"Queremos ver progresos, queremos que los rusos y los ucranianos dialoguen, y, si no lo hacen, habrá consecuencias", indicó Cameron.

Según ha adelantado Kerry, presentará a Lavrov en Londres "opciones" para resolver el conflicto de Ucrania, al tiempo que ha advertido de que EE.UU. y la Unión Europea (UE) pueden tomar "serios pasos" si finalmente Rusia incorpora Crimea a su territorio.

Hague dijo también que, "si hoy no se producen progresos, la UE seguirá adelante con más medidas si se lleva a cabo el referéndum" en Crimea, que Londres considera "ilegal".

Este domingo la población de la península de Crimea acudirá a las urnas para decidir si esta república autónoma ucraniana se incorpora en la Federación Rusa como su entidad número 84, un referéndum que ha sido duramente criticado por Estados Unidos, el Reino Unido y el resto de socios occidentales. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.