Multitudinaria protesta en Járkov por investigación penal contra su alcalde

Kiev, 13 mar (EFE).- Miles de personas, hasta 10.000 según algunos medios ucranianos, salieron hoy a las calles de Járkov, en el este rusohablante de Ucrania, para protestar por la apertura de una investigación penal contra el alcalde de la ciudad, Guennadi Kernés.

"Los habitantes de Járkov y las organizaciones civiles han iniciado un mitin (...) para exigir que se ponga fin a la persecución contra Guennadi Kernés", dijo desde la tribuna Alexandr Nóvak, alcalde en funciones de la primera ciudad del este rusohablante de Ucrania.

Los manifestantes sostienen banderas ucranianas y pancartas que dicen: "Kernés, alcalde del pueblo", "Kernés: orden, estabilidad y futuro" y "¡KernYes!", entre otras, según la agencia local UkrainInform.

"En Ucrania padecemos el caos jurídico total", dijo el presidente de la sección regional la Unión de Veteranos de la Guerra de Afganistán, Serguéi Lagutin.

El propio regidor de la ciudad fue interrogado hoy en la Fiscalía General de Ucrania, en Kiev, tras ser acusado por las nuevas autoridades ucranianas de intento de asesinato, torturas y secuestro.

El martes fue citado por la Fiscalía General y acompañado a Kiev por agentes del Servicio de Seguridad de Ucrania.

Kernés denunció ante los periodistas que la persecución penal iniciada contra su persona está motivada por una venganza personal del nuevo ministro de Interior de Ucrania, Arsén Avákov.

El pasado 1 de marzo, Kernés y el gobernador de la región de Járkov, Mijail Dobkin, encabezaron un multitudinario mitin en esa ciudad para expresar su rechazo a las nuevas autoridades de Ucrania y exigir que el país sea federal.

La manifestación concluyó con decenas de heridos en enfrentamientos entre los prorrusos y activistas del movimiento popular europeísta conocido como Euromaidán, leales al nuevo poder en Kiev.

Tras unos incidentes en los que se oyeron disparos, según las agencias locales, los manifestantes prorrusos rompieron el cordón de los europeístas y tomaron la Delegación del Gobierno central en Járkov. EFE