El PE pide la pronta convocatoria de una conferencia de donantes para Ucrania

Estrasburgo (Francia), 13 mar (EFE).- El pleno del Parlamento Europeo (PE) pidió hoy a la Comisión Europea (CE) que convoque rápidamente una conferencia internacional de donantes para poder enviar asistencia financiera a Ucrania, cuya situación económica está acusando la inestabilidad política.

"Recordamos a la Comisión que debe convocarla en el plazo más breve posible", señala el texto de la resolución común sobre Ucrania, pactada por los populares, socialistas, liberales, verdes y conservadores y aprobada este jueves por la Eurocámara.

Los eurodiputados aplaudieron el compromiso del Gobierno ucraniano con un completo programa de reformas que incluye cambios políticos, económicos y sociales y acogieron favorablemente la decisión de la CE de conceder a Ucrania un apoyo financiero a corto y medio plazo por valor de 11.000 millones con el fin de ayudar a estabilizar su situación económica.

En el texto, el PE dice esperar que el Consejo Europeo y la CE presenten en el plazo más breve posible, junto con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial, el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo, el Banco Europeo de Inversiones y otros países, un apoyo financiero sólido a largo plazo a fin de ayudar a Ucrania a hacer frente al deterioro de su situación económica y social.

Advirtieron eso sí al FMI que evite la imposición de medidas de austeridad "insoportables" como "por ejemplo, rebajar el nivel de las subvenciones a la energía, que agravarían aún más la ya difícil situación socioeconómica del país".

Los eurodiputados, que denunciaron la actitud del Kremlin en un debate este miércoles que llevaba el título de "La invasión rusa de Ucrania", rechazaron en la resolución el objetivo aducido por Rusia de proteger a la población de habla rusa de Crimea pues "carece de todo fundamento".

Por otro lado, dijeron "tomar nota con gran preocupación de los informes que indican que individuos armados están marcando las casas de los tártaros ucranianos en zonas de Crimea" donde conviven con rusos.

A propósito del papel de la Unión Europea (UE) en el conflicto, destacaron "la necesidad" que ésta y sus Estados miembros "se dirijan a Rusia con una sola voz" y apoyen el derecho de una Ucrania unida a decidir libremente su futuro.

El texto destaca que la integridad territorial de Ucrania ha sido garantizada por Rusia, Estados Unidos y Gran Bretaña en el Memorando de Budapest firmado con Ucrania, y señala que, en virtud de la Constitución ucraniana, la República Autónoma de Crimea solo puede organizar referendos sobre asuntos locales y no sobre la modificación de las fronteras reconocidas internacionalmente.

En ese sentido, señalaron que el referéndum sobre la cuestión de la adhesión a la Federación de Rusia debe considerarse "ilegal e ilegítimo".

Este miércoles, los líderes del Grupo de los Siete países más industrializados (G7) pidieron a Moscú que "cese de inmediato todos sus esfuerzos" en apoyo del referendo en Crimea para su posterior anexión a la Federación Rusa, al tiempo que subrayaron que esa consulta "no tendrá efectos legales".

Igualmente advirtieron a Moscú de que si se anexiona Crimea, los países del G7 tomarán otras medidas a nivel individual y colectivo.

La Comisión Europea y los siete países más desarrollados avisaron asimismo al presidente de Rusia, Vladímir Putin, que "un referendo como ese no tendrá efecto legal", además de alertar de que "ante la presencia intimidatoria de tropas rusas (en Crimea), también sería un proceso fallido carente de fuerza moral". EFE