Maduro acusa a EE.UU. y la OTAN de promover "golpe de Estado" en Ucrania

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, acusa a Estados Unidos y a sus aliados de la OTAN de desestabilizar Ucrania a través de un "golpe de Estado perpetrado por grupos extremistas", según un comunicado remitido hoy por la Cancillería.

Maduro, "en nombre del pueblo y del gobierno venezolano, repudia el golpe de Estado perpetrado por grupos extremistas en Ucrania, tras una estrategia de desgaste promovida desde el exterior por el gobierno de los Estados Unidos y sus aliados de la OTAN", recoge la nota.

"Con la desestabilización de Ucrania, la OTAN se ha hecho una vez más responsable de someter a una sociedad entera a la violencia impuesta por terroristas y fanáticos", afirmó hoy la Cancillería venezolana en un comunicado.

Agrega que "así como en Libia y Siria han promovido y financiado la expansión violenta de Al Qaeda, la OTAN ha dejado a Ucrania en las manos de grupos ultranacionalistas de tendencia nazi, que han cometido crímenes hasta ahora impensables contra la memoria de la Humanidad, como la destrucción de monumentos a la victoria del pueblo contra el nazi-fascismo en la II Guerra Mundial".

"La instalación en Kiev de autoridades de facto no solo amenaza la unidad nacional de Ucrania sino la estabilidad de toda la región, pues se pone en peligro la seguridad de los ciudadanos de origen ruso que forman parte de la sociedad ucraniana y la propia soberanía de la Federación de Rusia", agrega la Cancillería.

Afirma que Venezuela "continuará elevando su voz de alerta ante los pueblos del mundo para desenmascarar esta peligrosa forma de intervencionismo, y redoblará sus esfuerzos para consolidar el mundo pluripolar que garantice la paz y el respeto a la soberanía".

El Gobierno ucraniano de Viktor Yanukovich fue depuesto el pasado 22 de febrero y, un día después, el Parlamento de ese país designó a Alexandr Turchinov como presidente.

Yanukovich defiende que sigue siendo el legítimo presidente del país y ha pedido a Rusia que garantice su seguridad.

El Gobierno de Vladimir Putin, aliado del de Maduro, ha pedido que Ucrania vuelva a la situación del 21 de febrero, cuando se firmó un acuerdo entre Yanukovich y la oposición para convocar a elecciones anticipadas en el país.