Yatseniuk advierte de que Ucrania responderá si Rusia invade su territorio

El primer ministro interino de Ucrania, Arseni Yatseniuk, advirtió hoy de que su país "responderá" si su territorio se ve invadido "por fuerzas extranjeras" y calificó de ilegal el referéndum convocado por los separatistas de la región autónoma de Crimea.

"Si el territorio de Ucrania se ve invadido por fuerzas extranjeras, el Gobierno y el Ejército ucranianos actuaremos de acuerdo con la Constitución y la legislación. Estamos preparados para proteger a nuestro país", afirmó Yatseniuk.

Subrayó que "Rusia no es un amigo... Es inaceptable que en el siglo XXI, sin ninguna base legal, un país que tiene armas nucleares decida de la noche a la mañana invadir otro país", al tiempo que reiteró la predisposición de Kiev a la negociación.

En conferencia de prensa tras una reunión de casi tres horas con los jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Bruselas, Yatseniuk pidió que Rusia retire sus tropas de Crimea, así como los apoyos a los separatistas, que han convocado un referéndum para el 16 de marzo.

"Es una decisión ilegítima, y ese referéndum no tiene base legal alguna. El Gobierno de Ucrania pide a Rusia que no apoye a los que buscan el separatismo. Crimea es y será una parte integral de Ucrania", resaltó.

Ucrania, indicó, "está dispuesta a negociar, pero no a rendirnos, ni para subordinarnos a Rusia... Rusia es reacia a entablar negociaciones, nosotros no".

Para el primer ministro ucraniano interino, la acción de Rusia en Crimea es una "agresión militar, lo consideramos como un uso extenso e inaceptable de la fuerza militar rusa".

Aseguró que apoya al Ejército ucraniano y lo felicita "por la manera en que está abordando esta crisis en Crimea".

"Urgimos al Gobierno ruso a que retire sus tropas hacia sus cuarteles, a no apoyar al ilegítimo gobierno de Crimea y a empezar conversaciones y negociaciones políticas", dijo Yatseniuk.

Recordó que su país abandonó las armas nucleares en 1994 y que los firmantes del Memorando de Budapest garantizaron entonces la soberanía e integridad territorial de Ucrania.

Al respecto, alertó de que esta crisis puede tener "implicaciones negativas" sobre el actual programa de no proliferación nuclear.

Yatseniuk también mostró su "agradecimiento" a la UE por mantener un diálogo con el Gobierno ucraniano de cara a "estabilizar la situación" en el país y "arreglar esta crisis política y militar en curso".

"Es una crisis militar no sólo en Ucrania, sino para toda la UE", enfatizó, al tiempo que confió en que todavía se pueda solucionar "de manera pacífica".

Destacó que Ucrania "está determinada a firmar un acuerdo de asociación lo antes posible" y expresó su agradecimiento a la UE por la propuesta de un paquete de ayuda financiera de al menos 11.000 millones de euros que los líderes comunitarios debaten hoy, para contribuir a paliar la "desesperada situación financiera" que vive el país.

En esa línea, afirmó que han reanudado las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para cerrar un acuerdo de apoyo financiero que "estamos dispuestos a cumplir".

"Está totalmente claro que, en el caso de que la situación se vuelva más tensa, esto va a tener consecuencias extremas para la economía ucrania", dijo.

Preguntado por la posibilidad de que la UE acuerde hoy alguna sanción a Moscú, Yatseniuk declaró: "Todas las opciones están sobre la mesa y tenemos que encontrar herramientas apropiadas para abordar la situación". 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.