Estados Unidos impone restricciones de visados por la crisis en Ucrania

El Gobierno de Estados Unidos ha impuesto restricciones de visados y otras sanciones contra personas y entidades considerados responsables de la intervención rusa de Crimea, anunció hoy la Casa Blanca.

"Tal como el presidente Barack Obama ha dejado claro, Estados Unidos considera una amplia gama de opciones en respuesta a la violación rusa de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania", indicó un comunicado del Gobierno.

El Departamento de Estado aplicará restricciones de visados "a numerosos funcionarios e individuos responsables o cómplices en la amenaza a la soberanía y la integridad territorial" ucranianas, continuó la nota, difundida por la secretaría de prensa de la Presidencia.

"Además, el presidente ha decretado sanciones contra individuos y entidades responsables por socavar el proceso democrático o las instituciones en Ucrania", añadió.

El Gobierno de EE.UU. continúa sus gestiones diplomáticas con sus aliados en Europa en la búsqueda de una solución a la crisis en Ucrania y las medidas anunciadas hoy se conocieron después que el Parlamento autónomo de Crimea aprobara la reunificación de la península con la Federación de Rusia.

Además, la Asamblea de Crimea ha convocado para el 16 de marzo un referéndum sobre dicha resolución.

Según este comunicado de la Casa Blanca, Rusia ha violado la soberanía ucraniana y sus obligaciones contempladas en la Carta de las Naciones Unidas y su acuerdo de 1997 sobre bases militares en el territorio de Ucrania.

Las medidas anunciadas hoy se suman a las ya tomadas en últimos días, que incluyen la suspensión de las conversaciones bilaterales con Rusia sobre comercio e inversión y la interrupción de los contactos entre militares de EE.UU. y de Rusia, incluidos los ejercicios, reuniones bilaterales, visitas portuarias y conferencias planificadas.

Washington asimismo ha convenido con sus otros socios en el G-7 la suspensión de la participación en las actividades que preparaban la cumbre de Grupo del 8, prevista inicialmente en junio en la ciudad rusa de Sochi.

"Dependiendo de cómo se desarrolle la situación Estados Unidos está preparado para considerar pasos y sanciones adicionales según sea necesario", añadió la declaración de la Casa Blanca.