Margallo pide a Rusia que entre en la lógica de la cooperación

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, pidió hoy a las autoridades rusas que abandonen la "lógica de la confrontación" a favor de una de "cooperación" con la Unión Europea (UE) respecto al conflicto en Ucrania.

"Lo primero que hay que hacer es sustituir la lógica de la confrontación entre la Unión Europea y la Federación Rusa por una lógica de cooperación", dijo García-Margallo en rueda de prensa al término del consejo extraordinario de Asuntos Exteriores convocado en Bruselas.

Señaló que "es importante restablecer el diálogo entre todas las partes, partidos y minorías que operan en Ucrania y en el seno de la comunidad internacional".

Para ello, García-Margallo informó sobre la propuesta de los ministros europeos para poner en marcha "grupos de contacto" entre Rusia y la UE, "dos partes condenadas a entenderse" para restablecer el orden interno de Ucrania y el internacional.

"En mi opinión, es la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa) la que puede representar un papel activo como mediador y facilitador de este diálogo", valoró.

Indicó que la UE pedirá a Rusia que los efectivos vuelvan a actuar "dentro de los límites cuantitativos y geográficos" establecidos antes del estallido del conflicto y regulados por los tratados firmados con Ucrania.

"En ningún caso se está pensando que Rusia tuviese que abandonar las bases de Crimea ni que retire el personal que sirve a esas bases", declaró.

García-Margallo se mostró "absolutamente convencido de que tanto a Rusia como a la UE les interesa una Ucrania estable, pacifica y prospera".

Consideró que el origen del conflicto está en que "la Federación Rusa ha interpretado que la firma por parte de Ucrania de un acuerdo de asociación con la UE suponía un alistamiento con la UE y un alejamiento con las posturas de la Federación Rusa" cuando estaba apadrinando un acuerdo aduanero con Bielorrusia, Kazajistán y Armenia.

"Rusia forma parte de la ecuación necesaria para resolver el problema de Ucrania, tanto desde un punto de vista político como financiero", añadió el ministro, en referencia a la dependencia energética del gas ruso.

"No me quiero imaginar la situación económica de Ucrania si Rusia decidiese cortar o simplemente subir el precio del gas del que depende la industria", señaló.

Agregó que en la reunión se habló de las medidas de emergencia establecidas por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para asistir al país.

"La UE acudiría en la medida de sus posibilidades al socorro de Ucrania", indicó el ministro español, quien calificó de "muy graves" las consecuencias que acarrearía una confrontación entre Europa y Rusia "desde el punto de vista de la seguridad y abastecimiento energético", ya que alrededor del 35 % del gas que utiliza la Unión proviene de Rusia, según sus datos.

García-Margallo puntualizó que España no se vería afectada en materia energética, ya que "tiene asegurado su suministro de gas" por las conexiones provenientes del norte de África y defendió la interconexión de gasoductos europea.

"Hay que buscar una estrategia de descompresión del ambiente y un restablecimiento de un clima de diálogo y cooperación que permitiese la estabilidad en la región", añadió.

Por otra parte, los ministros comunitarios han estudiado algunas sanciones dirigidas a Rusia, siendo la más inmediata "la suspensión de todas las conversaciones preparatorias para la reunión del G-8 que iba a tener lugar en Sochi", explicó García-Margallo.

"Ucrania va a ser el puente durante mucho tiempo, unos 25 o 30 años, entre la Rusia y la UE y a todos nos interesa que ese puente esté expedito", indicó. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.