Intensas gestiones diplomáticas para buscar una salida pacífica a la crisis

Las gestiones diplomáticas para buscar una salida pacífica a la crisis se han intensificado en las últimas horas, mientras continúa la presión de los militares rusos sobre la guardia fronteriza ucraniana en la península de Crimea para que se pasen al Gobierno prorruso local.

La canciller alemana, Angela Merkel, abordó anoche con el presidente de EEUU, Barack Obama, la articulación de un "grupo de contacto" para la crisis de Ucrania, bajo mandato de la Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE), cuestión que según Berlín ha aceptado el presidente ruso, Vladímir Putin.

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) analizan hoy su respuesta consensuada a Rusia, ante el aumento de las tensiones en Crimea, donde Moscú ha desplegado fuerzas militares.

El ministro británico de Asuntos Exteriores, William Hague, expresó hoy desde Kiev, donde tiene previsto reunirse con políticos del Gobierno interino, su "profunda preocupación" por la crisis en Ucrania y pidió a Rusia que dé marcha atrás en su intervención en Crimea.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Barroso, aseguró hoy que los veintiocho países de la UE deben ofrecer a Ucrania el respaldo a su soberanía nacional frente a la amenaza de Rusia.

Ayer, los países miembros del G7 (EEUU, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia e Italia) decidieron suspender su participación en los preparativos de la cumbre del G8 (G7 y Rusia) en Sochi (Rusia), e instaron a Moscú a iniciar negociaciones directas con Ucrania para superar la crisis en Crimea.

El presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, se reúne hoy con los líderes de los grupos parlamentarios en la Rada Suprema (Legislativo) para tratar la crisis en la república autónoma ucraniana de Crimea, prácticamente ocupada por militares rusos.

El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, aseguró hoy que la región autónoma de "Crimea no se entregará a nadie", y advirtió a las autoproclamadas autoridades prorrusas de Crimea de que serán responsables ante la ley ucraniana por sus acciones.

El ministro ruso de Exteriores, Sergey Lavrov, afirmó hoy en la sede ginebrina de la ONU que las tropas rusas desplegadas en la provincia autónoma ucraniana de Crimea se mantendrán hasta que los derechos de los rusos sean respetados.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, anunció hoy que Rusia llevará adelante el proyecto de construcción de un puente sobre el estrecho de Kerch, que separa la península de Crimea del territorio de Rusia, firmado con el anterior Gobierno ucraniano.

La presión de los militares rusos sobre la guardia fronteriza ucraniana en la península de Crimea, para que se pasen al Gobierno prorruso local, se ha intensificado en las últimas horas, informó hoy el Servicio estatal de Guardafronteras de Ucrania.

Más de 5.000 efectivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania se han subordinado a la república autónoma de Crimea, aseguró hoy un portavoz de las autoridades prorrusas de esta autonomía ucraniana, que niegan legitimidad al Gobierno central de Kiev.

Por otra parte, el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores destacó hoy la "amplia coincidencia" de los enfoques de Moscú y Pekín sobre la situación en Ucrania, constatada en una conversación telefónica mantenida hoy entre el titular ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y su homólogo chino, Wang Yi.

Mientras, el rublo ruso cayó hoy hasta mínimos históricos ante el dólar y el euro en la bolsa de Moscú en medio de la tensión provocada por la intervención militar rusa en la república autónoma ucraniana de Crimea, a la vez que el Banco Central de Rusia elevó hoy su tasa principal de interés del 5,5 % al 7 %.

Además, todas las bolsas europeas han sufrido fuertes caídas en la apertura de sus parqués, lo que los analistas vinculan a la crisis ucraniana y a la posición rusa con respecto a la península de Crimea. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.