Rusia descarta una posible intervención en los asuntos internos de Ucrania

Moscú descartó hoy que vaya a interferir en los asuntos internos de Ucrania, parte de cuya población en la península prorrusa de Crimea (Mar Negro) cuestiona la legitimidad de las nuevas autoridades en Kiev.

"Rusia ha declarado e insiste en su postura sobre que no tenemos derecho y no podemos entrometernos en los asuntos internos de un Estado soberano", dijo a los medios la presidenta del Senado ruso, Valentina Matvienko.

Sus declaraciones prácticamente coincidieron con las acusaciones de tres expresidentes de Ucrania, Leonid Kravchuk, Leonid Kuchma y Víktor Yúschenko, que denunciaron la intervención de Rusia en los asuntos internos ucranianos, en particular en Crimea.

"Rusia, que todo el tiempo tacha de 'injerencia' en los asuntos internos de Ucrania los esfuerzos de nuestros socios internacionales por normalizar la situación por medios pacíficos, recurre ahora a la intervención directa en la vida política en Crimea", se afirma en una declaración conjunta de los exmandatarios.

Agregaron que las "ideas" de representantes de la Duma del Estado (Cámara de diputados) de Rusia acerca de la convocatoria de un referéndum sobre la unificación de Crimea a Rusia "deben ser consideradas como llamamientos a destruir el orden constitucional y la integridad territorial de Ucrania"

Mientras, Matvienko llamó "inoportuna" la iniciativa propuesta recientemente por el ultranacionalista Partido Liberal Democrático de Rusia de facilitar la concesión de ciudadanía rusa para los rusos que viven en Ucrania.

"Esa ley ahora es inoportuna, no debemos dar a nadie argumentos para (alimentar) tendencias separatistas", aseveró.

Sin embargo, "en un futuro, pensaremos en ello sin duda. No podemos ignorar el destino de los ciudadanos rusoparlantes de Ucrania, que sólo en Crimea son un 60 %" de la población, dijo.

Algunos analistas alertan sobre la posibilidad de que, tras la destitución de Víktor Yanukóvich como presidente, las prorrusas regiones orientales del país proclamen su desobediencia a las nuevas autoridades e inicien un proceso separatista.

Matvienko reiteró la postura del Kremlin de que Yanukóvich, aún en paradero desconocido desde que le impidieran abandonar el sábado el país en un vuelo desde el aeropuerto de Donetsk, es el legítimo jefe de Estado.

"Cuando todos los procedimientos legítimos de la destitución del presidente se lleven al cabo, entonces dejará de ser presidente legítimo", aseveró.