Rusia constata fracaso de la comunidad internacional en la lucha antidrogas

Rusia constató hoy el fracaso de la comunidad internacional en la lucha antidrogas pese a los compromisos asumidos por la mayoría de los países para erradicar este mal.

"Tenemos que admitir honestamente que la comunidad internacional ha fracasado", declaró el jefe del Servicio Federal Antidroga de Rusia (SFAR), Víctor Ivanov, en una reunión de expertos en la lucha contra el narcotráfico bajo la égida del G8, que Rusia preside este año.

En esa conferencia, que contó con la participación de expertos de un total de 18 países, incluidos los del G8, Ivanov señaló que "las estadísticas imparciales demuestran claramente que no se han cumplido en absoluto las decisiones clave sobre el problema de las drogas".

En este contexto, se refirió a las decisiones aprobadas en 1998 en la XX Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU.

"El volumen de la producción de drogas desde 1998 no ha disminuido, sino al contrario, ha ido a contracorriente de nuestras declaraciones", lamentó.

Ivanov calificó la situación como "muy complicada", al tiempo que insistió en la necesidad de evaluar adecuadamente la creciente amenaza del narcotráfico, en particular, en Centroamérica "donde el nivel de violencia es superior al promedio en el resto del mundo en 400 veces".

En el mismo tono se expresó la jefa de la Policía Nacional de Nicaragua, Aminta Elena Granera Sacasa, que recordó que las actividades de los narcocarteles en América Central van acompañadas por tasas de homicidios desorbitadas, como es el caso de Honduras donde es de 80 personas por cada 100.000 habitantes.

"El consumo de drogas y los crímenes derivados, de ser un fenómeno relativamente local, se han convertido en el casi principal tipo de actividades criminales y antisociales en el mundo", advirtió Ivanov.

Y agregó: "Esto se ve reflejado en la creación en muchos países de policía antidrogas que actualmente se han transformado en poderosos servicios especiales que cumplen distintas funciones para proteger a la sociedad de la agresión del narcotráfico".

El estado de las cosas "nos exige nuevos enfoques prácticamente revolucionarios. Estoy seguro de que como resultado de la reunión de hoy tales enfoques e ideas serán propuestas", enfatizó el jefe del SFAR.

Expresó su esperanza de que los participantes en la reunión convertirán en "sustantivas y prometedoras" las recomendaciones ya existentes en torno al problema de narcotráfico que formará parte de la agenda de la cumbre del G8 en Sochi el próximo 4 y 5 de junio.