Lavrov asegura que Rusia no intervendrá en los asuntos internos de Ucrania

El ministro ruso de Asunto Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró hoy que Moscú no intervendrá en los asuntos internos de Ucrania, tras reunirse con su colega de Luxemburgo, Jean Asselborn.

"Hemos confirmado nuestra posición de principios de no intervención en los asuntos internos ucranianos y esperamos que todos se ajusten a esta lógica", dijo en rueda de prensa el jefe de la cancillería rusa.

Lavrov indicó que en esta etapa, cuando se necesita diálogo y volver al cauce legal en Ucrania, "no hay que intentar conseguir ciertas ventajas coyunturales unilaterales", en abierta alusión a los países occidentales.

Esta mañana el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se reunió con el Consejo de Seguridad del país para estudiar la situación en Ucrania, según informó el Kremlin.

"La reunión se centró fundamentalmente en el desarrollo de la situación en Ucrania", declaró el portavoz de Putin, Dmitri Peskov a medios rusos, sin ofrecer más detalles.

En el encuentro presidido por Putin, al que asistió Lavrov, participaron el primer ministro Dmitri Medvédev, el jefe de Administración presidencial, Serguéi Ivánov, así como los responsables de Defensa, Seguridad, Interior y Espionaje y los presidentes de ambas cámara del Parlamento.

La cancillería rusa instó ayer a todas las partes implicadas en la crisis de Ucrania a volver al marco legal y frenar a los "extremistas" que aspiran a hacerse con el poder.

La declaración de la diplomacia rusa se produjo poco después de que Medvédev cuestionara la legitimidad del nuevo poder ucraniano nacido de la revolución que hizo caer el régimen del presidente Víktor Yanukóvich, actualmente en paradero desconocido.

"Hablando con propiedad. Allí no hay con quién conversar. La legitimidad de toda una serie de órganos de poder (en Ucrania) suscita grandes dudas", dijo el jefe del Gobierno ruso.

Medvédev insistió en que si se va considerar Gobierno "a gente que se pasea con máscaras negras y fusiles automáticos Kaláshnikov por Kiev, entonces con ese Gobierno será muy difícil trabajar", pero hasta ahora Putin no ha hablado públicamente sobre los acontecimientos en el vecino país. 

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.