Condenan a penas de prisión a un grupo de activistas opositores rusos

La Justicia rusa condenó hoy a siete opositores a distintas penas de prisión, que alcanzan hasta los cuatro años, por participar el 6 de mayo de 2012 en desórdenes masivos en la plaza Bolótnaya de Moscú la víspera de la investidura del presidente ruso, Vladímir Putin.

Tendrán que cumplir sus penas en prisión siete de los ocho opositores declarados culpables de participar en los enfrentamientos con la policía tras una manifestación antigubernamental.

La única mujer, Alexandra Dujánina, también fue condenada a tres años y tres meses de cárcel, pero la pena quedó suspendida y la activista podrá salir en la libertad condicional.

Los activistas opositores Yaroslav Beloúsov y Artiom Savelov recibieron penas carcelarias de dos años y medio, a tiempo que Andréi Barabánov, Stepán Zimín, Denís Lutskévich y Alexéi Políjovich pasarán en prisión tres años y medio.

El manifestante Sergéi Krívov fue condenado a cuatro años de cárcel.

Los ocho opositores rusos fueron juzgados por los desórdenes que estallaron un día antes de que Putin asumiera por tercera vez la jefatura del Kremlin.

En esos enfrentamientos, que concluyeron con la detención de más de medio millar de personas, 82 policías resultaron heridos y los daños causados ascendieron a 28 millones de rublos (casi un millón de dólares, más de 700.000 euros), según las autoridades rusas.

Otros cuatro acusados, María Barónova, Nikolái Kavkazski, Leonid Kaviazin y Vladímir Akiménkov, fueron amnistiados el pasado 19 de diciembre con motivo del 20 aniversario de la Constitución rusa.

Durante la lectura de las sentencias se registraron detenciones de decenas de activistas que llegaron hoy a la sede del Tribunal Zamoskvoretski, acordonado por más de una veintena de furgonetas policiales, para apoyar a los sentenciados.

Entre estos los activistas detenidos se encuentra Alexéi Navalni, uno de los líderes de la oposición no parlamentaria, quien salió el pasado 16 de octubre en libertad condicional, tras ser suspendida su pena a cinco años de cárcel por un presunto robo de madera.

También, llegó al Zamoskvoretski la veterana activista rusa de derechos humanos Liudmila Alexéyeva.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.