Yanukóvich abandona Kiev y viaja a la ciudad oriental de Járkov

El presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, abandonó durante la noche Kiev para viajar a la ciudad oriental de Járkov, donde se reunirá con los diputados de las regiones prorrusas del Este del país, según informó hoy la agencia UNN.

Mientras, el representante de Yanukóvich en la Rada Suprema (Legislativo), Yuri Miroshnichenko, aseguró desconocer el paradero del jefe del Estado, que el viernes firmó un acuerdo con la oposición para el arreglo pacífico de la crisis en el país.

En las últimas horas, decenas de diputados del gobernante Partido de las Regiones (PR) han abandonado la formación de Yanukóvich y se mostraron dispuestos a cooperar con la oposición para la creación de un gobierno de unidad nacional.

El partido opositor UDAR (Golpe), liderado por Vitali Klitschkó, anunció hoy que presentará en la Rada una resolución que exigirá la dimisión de Yanukóvich, lo que permitiría la convocatoria de elecciones presidenciales anticipadas.

"A día de hoy, en Ucrania el único órgano legítimo de poder es la Rada Suprema", proclamó Alexandr Turchínov, uno de los dirigentes del principal partido opositor, Batkivschina (Patria).

En la Rada ya se ha registrado un proyecto de impugnación del presidente a iniciativa del diputado independiente Nikolái Rudkovski, que abandonó las filas del PR tras el estallido de los primeros disturbios en noviembre pasado.

En cambio, los grupos más belicosos de las protestas antigubernamentales exigen la dimisión inmediata del presidente y advierten que la revolución en las calles continuará hasta que el actual régimen sea apartado del poder.

Los líderes del principal bastión de las protestas, el Maidán, han anunciado que controlan toda la capital ucraniana y han llamado a las fuerzas de seguridad a pasarse al bando opositor.

Según los manifestantes, una unidad de autodefensa se encuentra dentro del edificio del Parlamento, que celebra hoy una sesión extraordinaria.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Polonia, Radoslaw Sikorski, aseguró hoy durante una conferencia de prensa en Varsovia que el acuerdo en Ucrania no contemplaba garantías de seguridad para Yanukóvich.

Sikorski criticó a aquellos grupos radicales en Ucrania que buscan la capitulación de Yanukóvich con la amenaza de alzarse en armas contra las autoridades y llamó a la comunidad internacional que deje que sean los propios ucranianos los que decidan su futuro.

Tras el acuerdo alcanzado el viernes para frenar la violencia armada en Kiev, la Rada aprobó una ley que permitirá la liberación de la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko, enemiga acérrima de Yanukóvich.

Además, destituyó de manera fulminante al ministro del Interior, Vitali Zajárchenko, acusado por la oposición de ordenar en noviembre la represión violenta de las manifestaciones pacíficas.