Rusia acusa a la oposición ucraniana de incumplir lo acordado con Yanukóvich

El Gobierno ruso acusó hoy a la oposición ucraniana de incumplir los compromisos que asumió en el acuerdo suscrito ayer con el ahora depuesto presidente Víktor Yanukóvich para el arreglo de la crisis en ese país.

En un comunicado, el Ministerio ruso de Exteriores denunció que la oposición no ha cumplido ni uno de los puntos previstos en el acuerdo, entre ellos la formación de un Gobierno de unidad nacional.

El acuerdo fue suscrito en presencia de los ministros de Exteriores de Alemania, Francia y Polonia, que ejercieron de testigos.

La denuncia de Moscú se produjo mientras en el Parlamento ucraniano, ahora en manos de la oposición, se aprobaban hoy, una tras otra, varias resoluciones para hacerse con el poder, entre ellas una que destituyó a Yanukóvich por dejación de sus funciones y la convocatoria de elecciones anticipadas para el próximo 25 de mayo.

Según la nota, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, habló hoy por teléfono con sus colegas de Alemania, Frank Walter Steinmeier; Francia, Laurent Fabius, y Polonia, Radoslaw Sikorski, garantes del acuerdo de Kiev, a quienes expresó su preocupación por la situación y les pidió que "utilicen su influencia" sobre la oposición ucraniana.

"El ministro instó a Alemania, Polonia y Francia, como países que participaron activamente en la firma del acuerdo del 21 de febrero, a que logren su inmediato cumplimiento", añadió.

En su sesión de hoy, la Rada Suprema (Parlamento ucraniano) destituyó a Yanukóvich por "abandono de sus funciones constitucionales" y convocó elecciones presidenciales anticipadas.

La resolución fue adoptada por trámite de urgencia, sin debate previo y, tras su aprobación, los diputados se pusieron de pie y entonaron el himno nacional de Ucrania.

También se nombró a un dirigente opositor Alexandr Turchínov como presidente del Legislativo y se ordenó la liberación de la encarcelada ex primera ministra Yulia Timoshenko.

Antes, Yanukóvich, que se encuentra en la ciudad occidental de Járkov, denunció que los acontecimientos que tienen lugar en Ucrania son un golpe de Estado y se negó a dimitir.

"No tengo intención de marcharme de Ucrania. Soy el presidente elegido legalmente", aseguró Yanukóvich.