Hallan culpables a ocho participantes en disturbios de Moscú en 2012

La Justicia rusa halló hoy culpables a ocho participantes en los enfrentamientos violentos que estallaron tras la autorizada manifestación opositora del 6 de mayo de 2012 en el centro de Moscú.

"Los acusados se dejaron llevar por los llamamientos a participar en desórdenes masivos", según el veredicto del juez, recogido por las agencias rusas.

Según el tribunal, los procesados "eran conscientes del carácter criminal de sus acciones, actuaron intencionalmente, ignoraron las legítimas demandas de agentes de orden público, participaron en la violencia contra éstos".

Los ocho fueron acusados de participar en desórdenes públicos en el llamado "caso Bolótnaya", que toma el nombre de la plaza de Moscú donde se produjeron los disturbios, según agencias locales.

Mientras, otros cuatro acusados fueron amnistiados el pasado 19 de diciembre con motivo del 20 aniversario de la Constitución rusa.

Los ocho opositores rusos fueron procesados por la Justicia por los desórdenes que estallaron un día antes de que el ahora presidente, Vladímir Putin, fuera investido.

En los enfrentamientos, que concluyeron con la detención de más de medio millar de personas, 82 policías resultaron heridos y los daños causados ascendieron a 28 millones de rublos (casi un millón de dólares), según las autoridades rusas.

Numerosos activistas de los derechos humanos exigen la liberación de los implicados en el "caso Bolótnaya" alegando que son víctimas de lo que califican de proceso ejemplar contra los que critican la gestión de Putin.