Putin envía al Defensor del Pueblo para mediar en el conflicto de Ucrania

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, envió hoy a Ucrania al Defensor del Pueblo, Vladímir Lukín, para mediar entre las autoridades y la oposición tras el estallido de nuevos disturbios en Kiev.

Durante una conversación telefónica "el presidente de Ucrania (Víktor Yanukóvich) propuso al jefe del Estado ruso que enviara a Kiev a un representante ruso para su participación en un proceso negociador con la oposición en calidad de mediador", afirmó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

"Putin decidió enviar a esta misión al Defensor de Derechos Humanos, Vladímir Lukín", que fue nombrado por la Duma o cámara de diputados ruso, precisó.

Lukín "tiene una larga experiencia en el servicio diplomático y es una reconocida autoridad entre los activistas de derechos humanos", destacó el portavoz.

El Defensor del Pueblo ruso, de 76 años y que ocupa ese cargo desde 2004, podría viajar esta misma tarde a la capital ucraniana, según informaron fuentes oficiales a la agencia Interfax.

El jefe del Kremlin hizo un llamamiento ayer a la canciller alemana, Angela Merkel, para dejar de criticar a las autoridades ucranianas y condenar a los opositores que protagonizan acciones extremistas y actos terroristas.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, rechazó hoy las amenazas de Europa y Estados Unidos de sancionar a las autoridades de Ucrania.

En una rueda de prensa en Bagdad, Lavrov afirmó que "la oposición no quiere alejarse de los extremistas y de las fuerzas occidentales lideradas por Europa y Estados Unidos".

Además, aseguró que la Bruselas y Washington "tienen toda la responsabilidad de la situación actual, al tiempo que no condenan los actos de los extremistas y amenazan con imponer sanciones".

Por otra parte, en Kiev ha terminado la maratoniana reunión de seis horas entre Yanukóvich y los ministros de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier; Francia, Laurent Fabius, y Polonia, Radoslaw Sikorski.

Los ministros europeos viajaron a Kiev para intentar frenar la violencia y promover la reanudación del diálogo entre las autoridades y la oposición, enfrentados desde hace casi tres meses en las calles de Kiev.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.