Manifestantes ucranianos tienen retenidos a 67 policías, según autoridades

Los manifestantes opositores ucranianos retuvieron hoy a 67 policías durante los violentos disturbios que estallaron en las calles de Kiev, según informó el Ministerio del Interior.

"Durante los ataques contra los efectivos de los órganos del ministerio del Interior fueron capturados 67 soldados. Se desconoce su estado de salud y su suerte", agregó la fuente en un comunicado.

A su vez, la nota oficial advierte de que "para la liberación de sus colegas las fuerzas de seguridad tienen derecho a emplear todos los medios que les permite la ley, incluido las armas".

El ministro del Interior de Ucrania, Vitali Zajárchenko, ordenó hoy la entrega de armas a los efectivos de la policía para su uso durante los disturbios, incluido para la liberación de los secuestrados.

"Hoy se ha abierto fuego contra los efectivos policiales con armas de fuego. En las calles mueren no sólo los agentes del orden, sino los ciudadanos pacíficos, han comenzado los pogromos en Kiev y las regiones occidentales de Ucrania", dijo.

El ministro aseguró que "el Ministerio del Interior exige a los extremistas que entreguen voluntariamente sus armas y retornen al marco de la protesta pacífica".

La misión de Interior "es apoyar la legalidad y la policía es capaz de restablecer el orden y la tranquilidad del Estado", agregó.

"No se encontrará ni un solo país democrático en el que las estructuras policiales hayan mostrado tanta contención y tanta tolerancia", subrayó.

El partido nacionalista Svoboda (Libertad) denunció que las fuerzas de seguridad fueron las iniciadoras de la ruptura de la tregua al abrir fuego a las 08.00 hora local (06.00 GMT) contra los congregados en la plaza de la Independencia (Maidán).

La prensa local informó y publicó imágenes sobre la presencia de francotiradores en varios de los edificios oficiales del centro de la capital ucraniana y también de efectivos de seguridad con fusiles de asalto Kaláshnikov.