Siria: viceministro ruso dice que negociaciones de paz "en esencia" no han empezado

El viceministro ruso de Asuntos Exteriores, Gennadi Gatílov, afirmó hoy que las negociaciones de paz para Siria "no están estancadas", sino que "en esencia" todavía no han empezado.

"No diría que las negociaciones están en un punto muerto, ya que no han comenzado todavía", aseguró el "número dos" de la diplomacia rusa a la prensa.

Gatílov y su homóloga estadounidense, Wendy Sherman, mantuvieron ayer un encuentro trilateral con el mediador de la ONU, Lajdar Brahimi, para intentar dar un impulso al proceso de paz, como representantes de los dos países promotores de estas negociaciones.

El viceministro indicó que las partes ni siquiera han acordado una agenda de temas para las conversaciones, ya que la oposición apuesta por la creación de un órgano de gobierno transitorio, mientras que el régimen se niega a abordar cualquier asunto hasta que no se resuelva la cuestión del terrorismo.

"Desafortunadamente, las delegaciones por el momento no han entrado en materia con ninguno de los dos temas", aseveró Gatílov.

El diplomático de Rusia -país aliado del régimen de Bachar al Asad- reconoció que "existe una amenaza terrorista que emana de Siria", que vinculó directamente con el frente Al Nusra y otros grupos relacionados a Al Qaeda.

"El número de combatientes de grupos radicales extremistas se estima en miles de personas y, por supuesto, antes de comenzar a abordar otros asuntos, es necesario aunar esfuerzos para luchar contra el terrorismo, algo que concierne a todas las partes", señaló, un apoyo velado a las tesis del gobierno.

Como principal interlocutor del régimen con el exterior, Gatílov explicó que todo lo que exige el gobierno es una "declaración oficial" en la que reflejen su compromiso de la oposición en la lucha contra el terrorismo.

"Después de eso, la delegación gubernamental está dispuesta a discutir otros asuntos, incluyendo el órgano de gobierno transitorio", indicó.

El viceministro afirmó que la prioridad absoluta de la oposición es la creación de este órgano, sin la presencia de Asad; aunque dijo no saber aún "qué puede significar eso en la práctica".

"Es difícil imaginar una situación en la que eso se pueda producir sin resolver el asunto de la violencia. En mi opinión, el cese de la violencia es el tema principal", precisó.