Rusia vetaría una resolución de la ONU sobre corredores humanitarios en Siria

Moscú, 11 feb (EFE).- Rusia vetaría una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, propuesta por Francia, para abrir un corredor humanitario en Siria, dejó entrever hoy el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

"Nuestros colegas occidentales en el Consejo de Seguridad nos han ofrecido cooperar en la redacción de la resolución. Pero las ideas que han compartido con nosotros son absolutamente unilaterales y nada tienen que ver con la realidad", dijo Lavrov en rueda de prensa tras mantener consultas con su homólogo argelino, Ramtane Lamamra.

El titular francés de Exteriores, Laurent Fabius, anunció ayer que su país, en cooperación con otras potencias occidentales, presentará un proyecto de resolución "para que se abra una vía para medicamentos y alimentos".

"Puede que ya haya llegado la hora (...) de pronunciarse también sobre la amenaza terrorista", replicó Lavrov a la propuesta de Francia y recalcó que Rusia no quiere que la grave crisis humana en Siria se convierta "en un intento politizado de poner todo patas arriba y volver al escenario de fuerza".

Rusia considera que la propuesta occidental ignora lo que se hace para el suministro de la ayuda humanitaria a la población civil siria y trata de "cargar toda la culpa de lo que pasa en Siria sobre el Gobierno", según Lavrov.

"Como si no hubiera testimonios, incluidos los de las agencias humanitarias, que indican que las mayores impedimentos para el suministro de ayuda humanitaria se hacen por grupos de la oposición" armada, denunció el jefe de la diplomacia rusa.

La delegación de la oposición siria en las negociaciones acusó ayer al Gobierno de ese país de ser el único responsable de la ruptura de la tregua humanitaria de tres días en Homs.

Además, pidió a Rusia que no vete el proyecto de resolución que Francia presentará en el Consejo de Seguridad de la ONU para abrir corredores humanitarios en Siria, donde hay cerca de cuarenta lugares con población civil que están bajo cerco militar.