El representante de Yanukóvich ahora descarta elecciones anticipadas

Kiev, 4 feb (EFE).- El representante del presidente ucraniano Víktor Yanukóvich en el Parlamento descartó hoy que las autoridades se estén planteando la convocatoria de elecciones parlamentarias anticipadas.

Horas después de asegurar a un canal de televisión ucraniano que Yanukóvich sí estaría dispuesto a convocar elecciones en caso de que no se llegue a un acuerdo para superar la crisis política, el representante Yuri Miroshnichenko dio marcha atrás.

"Esta cuestión no está de actualidad. Hemos aprobado la ley (de amnistía) y hemos dejado atrás (la cuestión de las elecciones)", dijo el también diputado del oficialista Partido de las Regiones a la agencia rusa Interfax Ukraini.

Precisó que la convocatoria de los comicios se barajó "cuando estábamos preparando los proyectos de ley (de amnistía)".

Anoche, Miroshnichenko aseguró que el presidente había dicho: "si los políticos no somos capaces de ponernos de acuerdo, de alcanzar un compromiso y cumplirlos, la única forma democrática de resolver la situación es celebrar elecciones anticipadas".

Miroshnichenko indicó que esas fueron las palabras textuales que pronunció Yanukóvich en la reunión que mantuvo a fines de la semana pasada con los miembros del grupo parlamentario del Partido de las Regiones, la formación oficialista.

"Y él (Yanukóvich) dijo: 'ustedes irán a elecciones anticipadas y y también yo", citó al jefe del Estado.

Las protestas opositoras estallaron en Kiev haces dos meses y medio después de que Yanukóvich aplazara la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea prevista para fines de noviembre del año pasado.

Ante las crecientes manifestaciones europeístas en el centro de Kiev, ocupado por la oposición, la mayoría parlamentaria oficialista aprobó el pasado día 16 una serie de leyes para restringir el derecho de reunión y otras libertades civiles.

Tres días después, se registraron en la capital violentos choques entre manifestantes y policías antidisturbios que causaron varios muertos -seis, según la oposición; tres, de acuerdo con la versión oficial- y centenares de heridos