Ministro de Defensa de España: Europa "se juega mucho en Ucrania", su "amistad con Rusia

El ministro español de Defensa, Pedro Morenés, aseguró hoy que "Europa se juega mucho en Ucrania" porque este conflicto ha puesto en cuestión su "amistad con Rusia".

En declaraciones a medios españoles en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), el titular de Defensa recalcó la importancia "geoestratégica" de Ucrania y aseguró que el conflicto va "más allá del propio país".

Morenés, que intervino ayer en un debate sobre la política común de defensa de Europa, explicó en sus declaraciones a los medios que el conflicto ucraniano tiene una "componente" interna -los disensos entre el presidente Víktor Yanukóvich y los opositores proeuropeos- y otra "componente que afecta a la política geoestratégica de Rusia y de la Unión Europea".

El ministro indicó que Europa ya se ha manifestado con respecto a este asunto y exigió, en línea con lo que han reivindicado en la MSC otros líderes estadounidenses y europeos, que Ucrania tenga la libertad de "decidir su destino", esto es, si desea acercarse a la Unión Europea o estrechar relaciones con Rusia.

Ucrania se ha convertido en uno de los temas estrellas de este foro, considerado el "Davos de la defensa" y que desde ayer y hasta mañana congrega a decenas de líderes políticos para debatir sobre política exterior y seguridad.

Las manifestaciones opositoras estallaron en noviembre pasado después de que Yanukóvich aplazara la firma del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea prevista para fines de ese mes.

Las protestas se recrudecieron este mes, tras la aprobación de las leyes represivas, con choques entre manifestantes y policías antidisturbios que causaron tres muertos, según la versión oficial, y el doble según la oposición, además de centenares de heridos.

En la 50 edición de la MSC han intervenido, entre otros, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, el ministro ruso de Exteriores, Sergéi Lavrov, y el presidente del Consejo Europeo, Hermann Van Rompuy.