Yanukóvich dice que "aún no es tarde" para arreglar pacíficamente la crisis

El presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, afirmó hoy que "aún no es tarde" para arreglar de manera pacífica la crisis e instó a la oposición a sentarse a la mesa de negociaciones para poner fin a la confrontación.

"Nuevamente pido a la gente que no atienda a los llamamientos de los radicales políticos. Aún no es tarde para detenerse y resolver el conflicto por la vía pacifica", manifestó el jefe del Estado en una declaración publicada en la página web de la Presidencia.

El presidente llamó nuevamente a la oposición a sentarse a la mesa de negociaciones para poner fin a la confrontación, que hoy se recrudeció con violentos choques que se saldaron con dos manifestantes muertos y numerosos heridos.

Los dirigente opositores, por su parte, anunciaron que Yanukóvich los recibirá en las próximas horas.

Yanukóvich expresó su pesar por las muertes en la crisis, que -subrayó- "fueron provocados por los extremistas".

"Mi sincero pésame a las familias de los fallecidos", agregó el presidente, que llamó a ciudadanos a volver a sus casas.

Los llamamientos al diálogo del presidente ucraniano se produjeron tras el recrudecimiento de los choques entre manifestantes y policías antidisturbios en Kiev.

Durante la mañana, los antidisturbios, que hoy consiguieron desalojar a los manifestantes de sus posiciones junto a una barricada improvisada con restos de vehículos calcinados, lanzaron varias cargas en las que emplearon gases lacrimógenos y dispararon balas de goma.

Junto a la plaza Europa, como se pudo observar en la imágenes de televisión transmitidas en directo, las ambulancias recogieron a varios heridos. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.