Fieles ortodoxos rusos celebran en aguas gélidas el Bautismo de Cristo

Miles de fieles se sumergieron esta madrugada en pozas abiertas en ríos y lagos helados en Rusia para celebrar el Bautismo de Cristo, una de las principales festividades de la Iglesia Ortodoxa de Rusa.

 Vídeo: Rusia Hoy participa en la natación

Según la Policía de Moscú, sólo en la capital rusa, donde las temperaturas eran de 17 grados bajo cero, más de 90.000 creyentes se congregaron en las pozas bautismales, cuyas aguas fueron previamente bendecidas por los popes.

Como ya en es tradicional, en la plaza de la Revolución, a escasos pasos de la plaza Roja, fueron instalados tres depósitos con agua bendita para los fieles que desearan cumplir con el rito cristiano de la purificación.

Junto a las improvisadas pozas bautismales fueron habilitados vestidores y un espacio con calefacción, para que los creyentes entraran en calor después del baño ritual.

Sólo en Moscú, según estimaciones de la Policía, cerca de 170.000 personas asistieron a los oficios para celebrar la festividad religiosa. 

Se estima que varios millones de rusos ha acudido o acudirán a los templos e iglesias para recoger en botellas y garrafas el agua bendecida en el día en que se recuerda el bautismo de Jesús por San Juan Bautista en el río Jordán.

De acuerdo con la creencia popular, el agua bendecida este día tiene propiedades curativas y es capaz de aliviar todos los males. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.