Rusia estudia endurecer medidas antiterroristas tras atentados de diciembre

Moscú, 15 ene (EFE).- Los diputados rusos han presentado en el Parlamento varios proyectos de ley para endurecer medidas antiterroristas tras los dos atentados suicidas que estremecieron Rusia a finales de 2013, informaron hoy agencias rusas.

Los legisladores estudiarán un total de tres borradores de ley elaborados con recomendaciones de las fuerzas policiales y servicios secretos rusos.

El primer proyecto de ley propone ampliar las facultades del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), cuyos agentes, de ser aprobada la reforma, podrán, entre otras medidas, registrar a los ciudadanos.

Los diputados también quieren introducir restricciones adicionales para prevenir el blanqueo de dinero y financiación de terrorismo, además de regular el flujo de información a través de "redes de comunicación".

La nueva iniciativa fue propuesta por la diputada oficialista Irina Yarovaya y el ultranacionalista Andréi Lugovói (sospechoso en Gran Bretaña de asesinar en Londres al exagente del KGB Alexander Litivinenko en 2006).

La financiación de terrorismo se castigará con penas de hasta 20 años de prisión y multas de hasta 60 millones de rublos (unos 2 millones de dólares).

En este contexto, las autoridades vigilarán las remesas a través de carteras electrónicas que superen los 100.000 rublos (unos 3.000 dólares).

Además, los bancos tendrán que informar a las autoridades sobre las transferencias que superen los 100.000 rublos y cuyos beneficiarios sean los llamados agentes extranjeros, las ONG rusas que reciben financiación del exterior y participan en la vida política rusa.

Desde noviembre de 2012, los "agentes extranjeros" han estado sometidos a un régimen jurídico especial y a un estricto control por parte de los organismos gubernamentales.

En vísperas de los Juegos Olímpicos de Sochi, el deporte ha pasado por el momento a un segundo plano y la seguridad se ha convertido en la prioridad para el país anfitrión tras la muerte de 34 personas en los dos atentados cometidos en un plazo de 24 horas el 29 y 30 de diciembre en la ciudad de Volgogrado.

El FSB ya anunció que cerraría el acceso por tierra y mar al municipio de Sochi, a orillas del mar Negro, al que sólo podrán acceder vehículos y barcos con registro local o acreditación olímpica.

La semana pasada entraron en servicio todas las unidades (23.000 efectivos) del Ministerio para Situaciones de Emergencia que se encargarán de garantizar la seguridad de deportistas y aficionados durante la celebración de las Olimpiadas blancas entre el 7 y 21 de febrero.

A esto se suman 42.000 agentes de la policía y 10.000 efectivos del Ministerio del Interior, los sistemas de misiles antiaéreos Pantsir que vigilarán los cielos y los buques de la Armada que eliminarán cualquier amenaza que provenga del mar Negro. EFE

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.