La UE mantiene la puerta abierta a Ucrania a pesar de su pacto con Rusia

Los líderes de la Unión Europea insistieron hoy en que ésta sigue abierta a un acercamiento con Ucrania a pesar del pacto que ha sellado con Rusia, y volvieron a criticar las presiones de Moscú al Kiev, aunque sin elevar el tono.

Los líderes de la Unión Europea insistieron hoy en que ésta sigue abierta a un acercamiento con Ucrania a pesar del pacto que ha sellado con Rusia, y volvieron a criticar las presiones de Moscú al Kiev, aunque sin elevar el tono.

"La Unión Europea sigue dispuesta a firmar el acuerdo de asociación (...) con Ucrania tan pronto como Ucrania esté lista", señalaron los jefes de Estado y de Gobierno en el documento de conclusiones de la cumbre que cerraron hoy en Bruselas.

Los Veintiocho expresaron su apoyo a los manifestantes proeuropeos y exigieron a Kiev que se respeten sus derechos y que se avance hacia una solución "democrática" a la actual "crisis" política.

Al mismo tiempo, insistieron en el "derecho de todos los Estados soberanos a tomar sus propias decisiones de política exterior sin excesivas presiones externas", en un mensaje dirigido a Rusia.

Los líderes europeos, sin embargo, prefirieron no tensar las relaciones con Moscú y subrayaron su disposición a mantener un buen diálogo con las autoridades rusas, con las que tienen prevista una cumbre el próximo mes de enero.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, recordó que Rusia es "un socio estratégico" para Europa y aseguró que las preocupaciones que pueda tener la UE serán tratadas en una reunión que tendrá lugar en Bruselas ya en enero, aunque no precisó la fecha.

"Con (el presidente ruso, Vladímir) Putin se puede hablar de manera abierta y franca", aseguró Van Rompuy.

El presidente francés, François Hollande, consideró normal que Rusia y Ucrania mantengan una relación estrecha, pero insistió en que los ucranianos deben decidir su futuro sin presiones y que la UE seguirá tendiéndoles la mano.

La canciller alemana, Angela Merkel, subrayó en la misma línea que "la puerta sigue abierta" para Kiev, a pesar del reciente acuerdo que ha sellado con Rusia, siempre que no se una a la Unión Aduanera que promueve Moscú, que sería "incompatible" con el acuerdo comercial con Europa.

El pasado martes, durante una visita a Moscú, el presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich, cerró un pacto para que Rusia reduzca el precio del gas para Ucrania y se comprometa a comprar bonos del Gobierno ucraniano por valor de 15.000 millones de dólares.

Europa, según dejó claro Hollande, no va a tratar de acercarse a Ucrania pagando más, pero sí está dispuesta a dar el apoyo económico previsto en el marco del acuerdo de asociación.

El primer ministro británico, David Cameron, recalcó su solidaridad con los manifestantes que piden "un futuro democrático y europeo" en Kiev e instó al Gobierno a escucharles.

Las relaciones entre la UE y Ucrania "son a largo plazo", resumió por su parte Van Rompuy, quien señaló que el futuro de ese país "no puede comprometerse por cálculos a corto plazo y por presiones externas".

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.