Putin mantiene que la ayuda a Ucrania no va contra la UE y elogia a Snowden

El presidente ruso, Vladímir Putin, negó hoy que la ayuda concedida a Ucrania vaya dirigida contra la Unión Europea (UE) y elogió al exagente de la CIA Edward Snowden, asilado por Moscú, en su tradicional y maratoniana conferencia de prensa anual.

El presidente ruso, Vladímir Putin, negó hoy que la ayuda concedida a Ucrania vaya dirigida contra la Unión Europea (UE) y elogió al exagente de la CIA Edward Snowden, asilado por Moscú, en su tradicional y maratoniana conferencia de prensa anual.

"Si decimos con frecuencia que Ucrania es nuestro país hermano, debemos actuar como familiares cercanos", explicó Putin, ante casi 1.300 periodistas reunidos en el Centro Mundial de Comercio (CMC) de Moscú, que se convirtió hoy en un hormiguero acordonado por un sinnúmero de agentes de seguridad.

El jefe del Kremlin aseguró que ayudar a Kiev no tiene ninguna relación con las protestas opositoras que se desarrollan en ese país por el rechazo del Gobierno ucraniano a firmar un Acuerdo de Asociación con la Unión Europea (UE).

"No tenemos nada que ver con eso, es la opción del propio pueblo ucraniano y de las autoridades legítimas: entrar o no entrar en una unión, firmar o no firmar algunos documentos", aseveró.

El Kremlin anunció esta semana una rebaja de más de un tercio del precio del gas que Rusia exporta a ese país y la inversión de 15.000 millones de dólares en bonos ucranianos.

Se trata de "una decisión política, comercial, pero también pragmática", concluyó Putin ante un aluvión de preguntas sobre el tema de Ucrania, sumida desde hace más de tres semanas en protestas contra la suspensión de la Asociación con la UE.

Otro tema en relación a con la agenda internacional y que tampoco pudieron evitar los periodistas -muchos de ellos notablemente impacientes para hacer su pregunta a Putin- fue el de espionaje masivo por parte de EEUU revelado por Snowden.

El jefe del Kremlin aseguró al respecto que el espionaje es una de las profesiones más antiguas del mundo y elogió la nobleza del exanalista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EEUU, asilado en Rusia.

"Siempre lo hubo. El espionaje es una de las profesiones más antiguas del mundo, junto a varias otras. No vamos a enumerarlas. No hay tantas profesiones antiquísimas", afirmó Putin.

El jefe del Kremlin aseguró que las criticadas "escuchas" practicadas por los servicios secretos estadounidenses tienen como fin la lucha antiterrorista.

"Dios no lo quiera, no voy a justificar a nadie. Pero es justo decir que todo lo que se hace, principalmente, en la lucha contra el terror, son actividades antiterroristas", apuntó.

En cuanto a las críticas que ha recibido el presidente de EEUU, Barack Obama, en Europa por las escuchas a sus aliados, aseguró que "Le envidio (a Obama). Le envidio, ya que puede hacerlo (las escuchas) y no le va a pasar nada".

Putin admitió que las actividades de espionaje "tienen componentes negativos" y que "políticamente, por supuesto, debe limitarse el apetito de los servicios secretos".

Al mismo tiempo, calificó de "noble, aunque complicada" la decisión de Snowden de revelar información clasificada sobre la labor de los servicios secretos de Estados Unidos.

"No niego que no me es indiferente", confesó Putin, quien formó parte del KGB, los servicios de espionaje en la etapa de la extinta Unión Soviética.

"Creo que gracias a Snowden mucho ha cambiado en la cabeza de millones de personas, incluidas las de los más grandes dirigentes políticos de la actualidad", afirmó.

El líder ruso, conocido por sus largos discursos durante sus conferencias de prensa anuales, tampoco fue lacónico en esta ocasión: la conferencia de hoy duró más de cuatro horas.

Tras responder a un total de 52 preguntas, muchas de ellas elogios de periodistas locales, aunque también hubo comentarios "inconvenientes" sobre las "libertades coartadas en Rusia" -algo que Putin siempre ha negado- la gran noticia llegó en los pasillos del CMC una vez concluida la conferencia de prensa.

Fue allí donde Putin anunció que indultará en breve al encarcelado fundador de la expropiada petrolera Yukos, Mijaíl Jodorkovski, que tenía que abandonar la cárcel a mediados de 2014.

"Ha pasado ya más de 10 años en la cárcel. Es un castigo serio. (Al solicitar el indulto) se basa en circunstancias de carácter humanitario. Su madre está enferma (...), y en breve será firmado el decreto sobre su indulto", dijo Putin a la prensa local.

Hasta ahora, el considerado preso político más importante de Rusia, que cumple condena desde 2005 por diversos delitos económicos, se había negado a solicitar el indulto por una cuestión de principios.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.