Rusia obliga a cursos de preparación a extranjeros que adopten a niños rusos

Los juzgados rusos que estudien los procesos de adopción por familias extranjeras deberán comprobar, entre otras cosas, la preparación de los futuros padres para adoptar a menores de edad rusos y la competencia de los órganos que así lo certifiquen en el país de origen de los adoptantes.

Las familias extranjeras que quieran adoptar niños en Rusia deberán a partir de ahora pasar una preparación previa específica, determinó hoy el Tribunal Supremo (TS) ruso.

Los juzgados rusos que estudien los procesos de adopción por familias extranjeras deberán comprobar, entre otras cosas, la preparación de los futuros padres para adoptar a menores de edad rusos y la competencia de los órganos que así lo certifiquen en el país de origen de los adoptantes.

"Si el juzgado concluye que las personas indicadas no han superado la preparación oportuna en el territorio del Estado extranjero, el tribunal podrá aplazar el proceso (de adopción) y conceder a los interesados un plazo para que se sometan a la preparación en territorio de la Federación de Rusia", precisa el TS.

Otros aspectos clave para permitir a familias extranjeras adoptar a niños rusos son la capacidad física y mental de los candidatos, su estado de salud y situación económica, además de la diferencia de edad suficiente con los menores a los que se quiere adoptar.

Mientras, España trabaja en una solución para desbloquear las adopciones en Rusia tras la aprobación en este país de leyes contra las uniones entre homosexuales, que han afectado a procesos iniciados por medio millar de familias, de las que 128 sólo necesitaban la firma de un juez para llevarse a los niños asignados.

Desde el mes de julio, Rusia ha ido endureciendo los requisitos de adopción para países que, como España, han legalizado el matrimonio homosexual, dictando leyes -que modifican el Código de Familia- y recomendaciones a los jueces encargados de dictar las sentencia de adopciones.

El Defensor del Menor de Rusia, Pável Astájov, aseguró que la legalización del matrimonio homosexual es la principal causa del bloqueo de la adopción internacional para familias de países como España o Francia.