Sin acuerdos en el primer encuentro entre el Gobierno y la oposición en Kiev

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, y los dirigentes opositores que exigen la renuncia del Gobierno por haberse alejado de Europa concluyeron hoy sin acuerdos su primer "cara a cara" desde el inicio de las protestas masivas en Kiev hace más de tres semanas.

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, y los dirigentes opositores que exigen la renuncia del Gobierno por haberse alejado de Europa concluyeron hoy sin acuerdos su primer "cara a cara" desde el inicio de las protestas masivas en Kiev hace más de tres semanas.

La primera mesa redonda nacional a la que asistieron ambas partes se celebró en el Palacio Nacional de las Artes de Kiev, mientras el centro de la ciudad sigue en manos de miles de manifestantes opositores que han convertido la Plaza de la Independencia en una auténtica fortaleza.

Bajo la enorme presión de esta presencia popular masiva, y tras las advertencias tanto de la Unión Europea como de EEUU en contra de la violencia hacia los manifestantes, Yanukóvich propuso en la reunión una moratoria en el uso de la fuerza tanto por parte de la Policía como de los opositores.

También afirmó que la Rada Suprema (Legislativo) abordará los riesgos que, según su Ejecutivo, supone para el país la firma del Acuerdo de Asociación negociado con la Unión Europea.

El presidente aseguró que "nadie prepara ninguna acción violenta" contra los manifestantes congregados desde el 21 de noviembre en la Plaza de la Independencia, centro neurálgico de la protesta que desde ayer esta protegido por altos parapetos y barricadas formados con sacos terreros, neumáticos de coches, alambres y maderas.

El presidente también pidió a la Rada que estudie una declaración de amnistía para todos los detenidos durante las protestas y volvió a insistir en que su país seguirá "el camino de la reforma y de la integración europea".

"Me dirijo a todos los ciudadanos concentrados en todas las maidán (plaza en ucraniano): cálmense y cesen la confrontación, que nunca ha conducido a nada bueno. Dejen a los políticos, Gobierno y oposición, encontrar juntos una salida a la actual situación", demandó.

Mientras, la oposición se mantuvo en sus trece y exigió a Yanukóvich la dimisión del Gobierno, la liberación de los detenidos, castigo para los responsables de las represiones policiales y elecciones presidenciales y parlamentarias anticipadas.

El líder parlamentario del principal partido opositor, Batkivschina (Patria), Arseni Yatseniuk, expresó su desconfianza con respecto a la moratoria en el uso de la fuerza propuesta por Yanukóvich.

"¿Que si le creo? No. Pero eso es lo que ha dicho", replicó Yatseniuk, cuya intervención en la mesa redonda no fue transmitida en directo por la televisión a diferencia de lo que ocurrió con Yanukóvich y el primer ministro, Nikolái Azárov.

Hasta ahora, los dirigentes opositores se habían negado a participar en ese foro, que ya celebró dos sesiones, el martes y el miércoles, por considerar que en él debe haber alguna representación internacional.

Otro dirigente opositor, el campeón de boxeo Vitali Klitschkó, líder de Udar (Golpe), subrayó que "hoy, las autoridades no han satisfecho ninguna de las demandas de la oposición".

"Hasta ahora, esta mesa redonda ha sido simplemente una escenificación. Ni una sola concesión a la oposición. No se ha tomado ni una sola decisión en los asuntos clave", agregó.

Insistió en que "la gente quiere cambios. Están cansados de la corrupción y la falta de perspectivas. Quieren vivir en un país europeo y les han engañado".

"No hemos escuchado nada nuevo. No hemos escuchado una respuesta del presidente a las principales cuestiones. Ahora, esperamos acciones concretas por su parte", dijo también Yatseniuk, líder parlamentario del partido que encabeza la encarcelada exprimera ministra Yulia Timoshenko..

El resultado de esta primera negociación no parece augurar cambios en la situación de la ciudad, donde la oposición ha convocado una nueva manifestación masiva para el próximo domingo.

El ambiente festivo que rodea a la gran concentración de gente en la Euromaidán, donde se celebran tanto de día como de noche mítines, conciertos, misas y la gente se reúne para charlar junto a las hogueras, acompaña la determinación de seguir allí hasta conseguir los objetivos buscados

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.