Rusia sancionará a sus diplomáticos acusados de fraude en Estados Unidos

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, anunció que los diplomáticos rusos acusados de fraude en Estados Unidos serán sancionados, en una entrevista emitida hoy por el canal de televisión Rossía-24.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, anunció que los diplomáticos rusos acusados de fraude en Estados Unidos serán sancionados, en una entrevista emitida hoy por el canal de televisión Rossía-24.

"Al presentar datos tergiversados para obtener ciertos beneficios, violaron la normas del país de destino, algo que un diplomático no puede hacer. Subrayo nuevamente que se les aplicarán sanciones disciplinarias", dijo el jefe de la cancillería.

La fiscalía federal de Manhattan (Nueva York, EEUU) presentó cargos contra 49 diplomáticos rusos y algunas de sus esposas por una trama de fraude que, entre 2004 y agosto de 2013, obtuvo de manera ilegal cerca de medio millón de dólares procedentes de Medicaid, el plan público asistencia médica para los desfavorecidos.

Los implicados, según la acusación, falsificaron sus nóminas o presentaron como ciudadanos estadounidenses a algunos de sus hijos para acceder a las ayudas del Medicaid, especialmente las respectivas a embarazo, maternidad y pediatría.

Una pareja de acusados solicitó y obtuvo esas ayudas a pesar de que luego sus tarjetas de crédito registraban compras de hasta 48.000 dólares en un año, incluyendo productos de lujo.

Tras admitir la conducta improcedente de los diplomáticos acusados, Lavrov indicó que Moscú no sabe si la investigación de sus cuentas bancarias fueron autorizadas por los tribunales.

"Incluso si hubiera sido así, no sé si el Gobierno de Estados Unidos ha informado a sus órganos judiciales de que los diplomáticos tienen derechos, inmunidad", dijo el ministro de Exteriores ruso.

Agregó que este asunto es motivo de conversación con las autoridades estadounidenses

"Si hablo del aspecto ético-jurídico de la actuación de los socios estadounidenses en ningún caso es para justificar a nuestros funcionarios", explicó Lavrov, que señaló que los servicios secretos estadounidenses "quizás no conozcan muy bien la Convención de Viena", que regula las relaciones diplomáticas