Kiev promete firmar el acuerdo con la UE y Bruselas acepta discutir detalles

La Unión Europea (UE) aceptó hoy entablar un proceso de consultas con Ucrania sobre la aplicación del acuerdo de Asociación y libre comercio negociado con el país, tras haber recibido de Kiev la promesa de que será firmado "pronto".

La Unión Europea (UE) aceptó hoy entablar un proceso de consultas con Ucrania sobre la aplicación del acuerdo de Asociación y libre comercio negociado con el país, tras haber recibido de Kiev la promesa de que será firmado "pronto".

"Ucrania firmará pronto este acuerdo de Asociación con la Unión Europea, teniendo en cuenta los intereses estratégicos nacionales", dijo en Bruselas el viceprimer ministro ucraniano, Serguéi Arbúzov.

Arbúzov y varios ministros se reunieron durante horas con el comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, y su mensaje tras el encuentro confirmó la voluntad que su presidente, Víktor Yanukóvich, había trasladado unas horas antes a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton.

Las autoridades ucranianas, sin embargo, no han querido dar ninguna fecha ni calendario para la firma del acuerdo, cuya suspensión el mes pasado desató la ola de protestas en Kiev.

Las autoridades ucranianas insisten en que la implementación del acuerdo supondrá en primera instancia un duro golpe para su economía, por lo que han pedido ayuda económica a Europa para compensar esa situación.

Las cifras que han circulado oscilan desde los 5.000 millones de euros y los 160.000 millones, con una última estimación de 20.000 millones de euros hecha el miércoles por el Gobierno de Kiev.

Para Bruselas, que insiste en que el acercamiento a Europa es la mejor receta para la crisis ucraniana, todos esos cálculos son exageraciones "sin fundamento", según reiteró Füle.

La UE, sin embargo, accedió hoy a discutir en profundidad los detalles de la aplicación del acuerdo y las ayudas a las que Ucrania tendrá acceso si lo firma y dejó claro que no se plantea medidas de presión como la imposición de sanciones que otros países como Estados Unidos no descartan.

Füle defendió la necesidad de avanzar para la aplicación del pacto como "una parte de la solución a la crisis política" que vive Ucrania.

Según el comisario, una "rápida firma" del acuerdo sería la mejor señal por parte de Yanukóvich a los manifestantes proeuropeos que ocupan las calles de Kiev.

Por ello, Bruselas ha aceptado poner en marcha un proceso de discusiones y trabajar en una "hoja de ruta" para facilitar la aplicación del convenio.

Füle recordó que siempre ha estado previsto apoyo económico al proceso de reformas que se abriría con la asociación, aunque aseguró que no se han discutido cifras exactas.

También reiteró la disposición a ayudar al país a cerrar un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para aliviar sus maltrechas finanzas y aseguró que la UE lo complementaría con ayudas propias.

Según el comisario, Ucrania necesita "recuperar la confianza, no sólo de los ciudadanos, sino también de los inversores internacionales y los acreedores", por lo que las discusiones con el FMI son fundamentales.

Cualquier otro tipo de arreglo económico, defendió, supondría sólo incertidumbre para el país y no solucionaría sus problemas.

Ucrania se debate desde hace meses entre un acercamiento a la UE o a Rusia, su tradicional socio que ha amenazado con introducir medidas proteccionistas en caso de que Kiev se asociara con los Veintiocho.

La postura rusa fue duramente criticada hoy por el Parlamento Europeo (PE), que en una resolución votada por el pleno pidió a la Comisión Europea que estudie posibles acciones contra Moscú si viola las normas comerciales internacionales.

El presidente ruso, Vladímir Putin, insistió hoy en que Moscú no obliga a Ucrania a ingresar en la Unión Aduanera (UA), considerada la alternativa al Acuerdo de Asociación que la Unión Europea ofrece a Kiev. EFE