Putin pone a Rusia como ejemplo de potencia mundial "madura y responsable"

El jefe del Kremlin, Vladímir Putin, puso hoy a Rusia como ejemplo de potencia mundial "madura y responsable", que no aspira a la hegemonía, y que se opone al uso de la fuerza para la solución de conflictos.

El jefe del Kremlin, Vladímir Putin, puso hoy a Rusia como ejemplo de potencia mundial "madura y responsable", que no aspira a la hegemonía, y que se opone al uso de la fuerza para la solución de conflictos.

"No aspiramos a la etiqueta de superpotencia en el sentido de pretender una hegemonía regional o mundial. No atentamos contra los intereses de nadie (...) y no intentamos enseñar a nadie cómo vivir", dijo Putin al presentar su informe sobre el estado de la nación.

Durante un discurso pronunciado ante el Parlamento en la Sala de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin, aseguró que Rusia "quiere ser líder defendiendo el derecho internacional, el respeto a la soberanía nacional, la independencia y la idiosincrasia de los pueblos".

"Como demostró la situación en Siria y ahora en Irán, cualquier problema internacional debe solucionarse exclusivamente por medios políticos, sin recurrir a acciones violentas que no tienen perspectiva y que causan rechazo en casi todos los países del mundo", dijo.

Putin destacó que "en los últimos años hemos visto como los intentos de imponer a otros países un modelo de desarrollo supuestamente más progresista se convirtió en regresión, barbarie y derramamiento de sangre".

"Así ocurrió en toda una serie de países de Oriente Medio y el Norte de África. Dicha dramática situación se creó también en torno a Siria", dijo.

En alusión a Siria, el líder ruso dijo que había que tomar una "decisión crucial: o continuar corroyendo las bases del orden mundial y el triunfo del derecho a la fuerza y el derecho al puño, hacia la multiplicación del caos, o adoptar colectivamente medidas responsables".

"Considero que es nuestro éxito común que se optara por los principios fundamentales del derecho internacional, el sentido común y la lógica de la paz. Se logró eludir, al menos de momento, la intervención militar internacional en los asuntos sirios y la propagación del conflicto fuera de las fronteras de la región", dijo.

Putin destacó que Rusia "hizo una contribución muy significativa a este proceso. Actuamos de manera firme, reflexiva y sopesada. En ninguna ocasión pusimos bajo amenaza nuestros intereses, la seguridad y la estabilidad global".

"En mi opinión, así es como debe actuar una potencia madura y responsable. Como resultado, los socios logramos juntos revertir la evolución de los acontecimientos de una guerra a un proceso político sirio para lograr la concordia civil", apuntó.