La NASA amplía el contrato para el uso de naves pilotadas rusas

La agencia espacial estadounidense NASA ha alcanzado un acuerdo preliminar con su homóloga rusa (Roscosmos) para prorrogar al menos por un año, hasta 2017, el empleo de las naves pilotadas rusas Soyuz para el envío de astronautas no rusos a la Estación Espacial Internacional (EEI), adelantó hoy Moscú.

"El actual contrato prevé el uso de las rusas Soyuz para el transporte de astronautas a la EEI hasta 2017, pero hace un mes una delegación de Roscosmos consensuó con la NASA la prórroga del acuerdo hasta finales de ese año", aseguró a la prensa el jefe de los programas de vuelo de la agencia espacial rusa, Alexéi Krasnov.

Krasnov explicó que la agencia estadounidense espera que a finales de 2017 ya se hayan realizado uno o dos vuelos de prueba de naves pilotadas privadas, aunque descarta su uso para el transporte de astronautas hasta que se completen todos los ensayos de seguridad.

Anteriormente, otro alto cargo de la industria aeroespacial rusa, el presidente de la corporación espacial "Energía", Vitali Lopotá, adelantó que la NASA y Roscosmos negocian la prórroga del actual contrato hasta 2018.

Desde que los transbordadores estadounidenses fueron retirados de servicio, la naves rusas Soyuz son los únicos vehículos que se emplean para el relevo de las tripulaciones de la EEI, situación que se mantendrá al menos hasta 2016.

Así lo estipulan los contratos firmados entre Roscosmos, la agencia espacial rusa, y la NASA estadounidense.

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.