Ucrania pide 20.000 millones de euros para asociarse con la Unión Europea

El Gobierno ucraniano estimó hoy en 20.000 millones de euros la ayuda financiera que necesitaría para firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, cuya suspensión motivó multitudinarias protestas en Kiev.

El Gobierno ucraniano estimó hoy en 20.000 millones de euros la ayuda financiera que necesitaría para firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, cuya suspensión motivó multitudinarias protestas en Kiev.

"El Gobierno (...) está a favor de firmar urgentemente el Acuerdo de Asociación con la UE, pero queremos crear condiciones que minimizarían daños para la economía ucraniana", explicó el primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, citado por las agencias locales, al inaugurar una sesión gubernamental.

"Proponemos resolver la cuestión de concesión de ayuda financiera a Ucrania. Hemos calculado su volumen en unos 20.000 millones de euros", precisó.

Azárov subrayó que no se trata de ayuda a cambio de nada, sino de de "inversiones en proyectos mutuamente beneficiosos".

En particular, agregó, se puede invertir en "la modernización de corredores de transporte, la creación de un nuevo corredor de transporte con el Cáucaso, la construcción de nueva ruta de transporte en el Estrecho de Kerch (que conecta el mar Negro con el mar de Azov)".

Apuntó que los funcionarios europeos aparentemente "no tienen prisa" en acordar las cuestiones relacionadas con la ayuda financiera a Ucrania.

En este sentido, Azárov puso en duda los "verdaderos objetivos" de los manifestantes que protestan estos días por la renuncia al Acuerdo de Asociación con la UE, cuya firma se esperaba en la cumbre celebrada en Vilna a fines de noviembre.

"¿A quiénes sirven esas protestas? ¿A los funcionarios europeos o al pueblo ucraniano, que pide urgentemente la ayuda económica y financiera?" preguntó.

Anteriormente, Kiev había cifrado en 160.000 millones de dólares el monto necesario para homologar la industria ucraniana a la europea, sin contar con el coste que supondría la pérdida del mercado ruso.