Timoschenko rechaza el diálogo y pide a Occidente sanciones contra Yanukóvich

La encarcelada exprimera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko, rechazó hoy el diálogo con las autoridades para atajar la crisis desatada por las protestas antigubernamentales y llamó a Occidente a actuar contra el presidente, Víctor Yanukóvich.

La encarcelada exprimera ministra ucraniana, Yulia Timoshenko, rechazó hoy el diálogo con las autoridades para atajar la crisis desatada por las protestas antigubernamentales y llamó a Occidente a actuar contra el presidente, Víctor Yanukóvich.

"Ninguna negociación con esa banda, ninguna mesa redonda. Sólo la inmediata dimisión de Yanukóvich y sus ayudantes", señala Timoshenko en un comunicado divulgado por su partido, Batkivschina (Patria).

Timoshenko, que cumple 7 años de cárcel por abuso de poder, asegura que cada golpe de porra contra los manifestantes pacíficos es un atentado contra los valores que Occidente promueve en todo el mundo.

"Pongan fin al régimen autoritario en Ucrania con sanciones económicas y de visados, investigaciones internacionales anticorrupción", apunta.

La líder opositora advirtió que, "en el peor de los casos, en Ucrania se erigirá un cementerio de la libertad".

"¡Actúen!", proclamó.

La oposición ha rechazado la mesa redonda nacional propuesta por el expresidente, Leonid Kravchuk, y apoyada por Yanukóvich al considerar que se contradice con la represión de las manifestaciones pacíficas.

Durante la madrugada se produjeron enfrentamientos entre manifestantes y efectivos antidisturbios cuando estos últimos intentaban retirar las barricadas en las inmediaciones de la Plaza de la Independencia, baluarte del movimiento de protestas antigubernamentales que estallaron el pasado 21 de noviembre.

Tras la carga policial de esta noche los opositores comenzaron a exigir no sólo la dimisión del Gobierno, sino también la del propio presidente ucraniano.

Yanukóvich "ha escupido en la cara a Estados Unidos, a los países de la Unión Europea y a los 46 millones de ucranianos. No se lo perdonaremos", dijo Arseni Yatseniuk, uno de los máximos dirigentes opositores.

Mientras, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, aseguró que la carga policial al amparo de la noche hace aún más difícil un posible diálogo entre el Gobierno y la oposición.