La CE niega supuesto coste para Ucrania del acuerdo y señala que habrá ayudas

La Comisión Europea (CE) consideró hoy una especulación sin fundamento el coste que supuestamente supondría para Ucrania la firma de un acuerdo de asociación con la Unión y recordó que el bloque está dispuesto a ofrecer importantes ayudas para la modernización del país.

La Comisión Europea (CE) consideró hoy una especulación sin fundamento el coste que supuestamente supondría para Ucrania la firma de un acuerdo de asociación con la Unión y recordó que el bloque está dispuesto a ofrecer importantes ayudas para la modernización del país.

"La especulación que hemos podido constatar con respecto a los costes no está fundamentada, es injustificada", aseguró el comisario europeo de Política de Vecindad, Stefan Füle, ante el pleno del Parlamento Europeo.

Según Füle, tanto esas explicaciones como las restricciones comerciales planteadas por Rusia "están encaminadas a disuadir al pueblo ucraniano de aprovechar nuevas oportunidades".

Las palabras del comisario se produjeron después de que hoy el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, exigiese a la UE nuevas condiciones para firmar durante la cumbre de marzo de 2014 el acuerdo de asociación, al considerar que el actual texto no es satisfactorio y produciría perjuicios al país.

El rechazo de Kiev a firmar el pacto en la cumbre celebrada recientemente en Vilna supuso el inicio de las actuales protestas en Ucrania.

Además de considerar infundados esos supuestos costes para el país, Füle hizo hincapié en que la UE aportaría importantes ayudas a Ucrania en caso de firmar el convenio.

"Estamos dispuestos a ayudar y apoyar a Ucrania en este viaje en pro de su modernización", aseguró el representante de la CE, que recordó que el bloque está comprometido a dar una asistencia macrofinanciera para aliviar los problemas económicos del país y le ofrece programas de ayuda europeos para aplicar el acuerdo.

Füle recordó además que Bruselas está en contacto permanente con Gobierno y oposición ucranianos para tratar de resolver la actual crisis, y observó que esa solución debe incluir una investigación "creíble" de la violencia policial durante los últimos días.

El comisario subrayó que los manifestantes que protestan en las calles de Kiev y otras ciudades "ejercen de forma pacífica sus derechos civiles" y están dejando claro el "apoyo masivo" al proceso de reforma e integración en Europa.

En este sentido, subrayó que Ucrania tiene derecho a "tomar sus propias decisiones" e insistió en que sus ciudadanos no deben ser "víctimas" de "juegos geopolíticos o acuerdos secretos", en referencia a Rusia.

La UE quiere aprovechar su diálogo con Moscú para constatar que el acuerdo negociado con Ucrania no va en contra de los intereses rusos, dijo Füle, pero a la vez rechazó posibles conversaciones a tres bandas sobre el convenio.

El debate en la Eurocámara se celebró mientras la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, se encuentra en Kiev para tratar de apoyar una salida a la crisis.