EEUU y Rusia conmemoran conclusión de programa de no proliferación nuclear

Los Gobiernos de Washington y Moscú conmemoraron hoy la finalización de un programa conjunto de no proliferación nuclear que ha durado 20 años y por el cual el uranio enriquecido de armas rusas desmanteladas ha servido de combustible para plantas de energía en Estados Unidos.

Los Gobiernos de Washington y Moscú conmemoraron hoy la finalización de un programa conjunto de no proliferación nuclear que ha durado 20 años y por el cual el uranio enriquecido de armas rusas desmanteladas ha servido de combustible para plantas de energía en Estados Unidos.

"Hoy Estados Unidos y Rusia están conmemorando la finalización de uno de los programas de no proliferación de más éxito en nuestra historia", indicó en un comunicado la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Caitlin Hayden.

El último envío de uranio enriquecido desde Rusia llegó al puerto de Baltimore (Maryland) esta semana, según el comunicado.

En total, durante las últimas dos décadas unas 500 toneladas métricas de uranio enriquecido, equivalentes a 20.000 ojivas nucleares rusas, se han convertido en combustible para plantas de energía en Estados Unidos.

Hayden destacó que este programa "ha suministrado casi el diez por ciento de toda la electricidad" generada en Estados Unidos en los últimos quince años.

Estados Unidos y Rusia "seguirán colaborando en diversos ámbitos para la no proliferación, la seguridad nuclear y la investigación y el desarrollo nuclear", afirmó la portavoz

Todos los derechos reservados por Rossiyskaia Gazeta.