Las barricadas y la nieve paralizan el tráfico en Kiev

Las barricadas levantadas por los opositores en el centro de Kiev y la nieve prácticamente paralizaron hoy el tráfico en la capital ucraniana, donde las temperaturas han caído hasta los 5 grados bajo cero.

Las barricadas levantadas por los opositores en el centro de Kiev y la nieve prácticamente paralizaron hoy el tráfico en la capital ucraniana, donde las temperaturas han caído hasta los 5 grados bajo cero.

El partido opositor UDAR (GOLPE), que lidera el campeón mundial de boxeo Vitali Klitschkó, se disculpó hoy ante los habitantes de Kiev por las "incomodidades" que conlleva el bloqueo de las calles céntricas de la ciudad.

"Confiamos en que las incomodidades vinculadas al cierre de calles en el centro de la capital no durarán mucho tiempo y en que las autoridades oigan a su pueblo y sus demandas", se afirma en un declaración de la formación opositora.

La oposición, que ayer congregó a centenares de miles de personas en unos de los mayores mítines vistos en Kiev, instaló barricadas y tiendas de campañas en las calles de acceso a barrio gubernamental, que hoy amaneció convertido en un paseo peatonal.

Los manifestantes tienen previsto reanudar los piquetes junto a la sede del Gobierno, la Administración Presidencial, la Fiscalía General y otros edificios públicos.

La policía de Kiev informó hoy de que hasta esta mañana no había detenido a nadie con motivo del derribo ayer de la única estatua de Vladímir Lenin, el líder de la revolución bolchevique, que quedaba en el centro la ciudad.

El monumento fue derribado por un grupo de manifestantes, algunos de los cuales portaban banderas nacionalistas, que luego arrancaron a martillazos fragmentos de la estatua y se los llevaron como recuerdo.

"Hay que abstenerse de acciones incivilizadas. La estatua de Lenin no resuelve nada y su derribo lo único que hace es complicar las negociaciones con otras fuerzas políticas", dijo en el escenario de la Plaza de la Independencia la cantante Ruslana, ganadora de Eurovisión 2004 y activista de las protestas.

Según Ruslana, estos actos vandálicos "echan sombras sobre los legítimos propósito de los ciudadanos de defender sus derechos"