Yanukóvich se reúne hoy con Putin en Sochi a su regreso de China

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, se reúne hoy con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, en el balneario ruso de Sochi (mar Negro) a su regreso de China, adonde viajó en medio de la ola de protestas antigubernamentales.

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, se reúne hoy con el jefe del Kremlin, Vladímir Putin, en el balneario ruso de Sochi (mar Negro) a su regreso de China, adonde viajó en medio de la ola de protestas antigubernamentales.

"A su regreso de China el presidente de Ucrania efectuará una visita de trabajo a Sochi, donde mantendrán conversaciones con su colega ruso, Vladímir Putin", informó hoy una fuente a la agencia UNIAN.

Yanukóvich, que viajó el martes al gigante asiático en busca del apoyo económico de Pekín dada la endeble situación económica de Ucrania, llamó este lunes a los manifestantes opositores a cumplir con la ley y mantener el "carácter pacífico" de sus protestas.

"Estoy seguro de que cualquier paz, incluso mala, es mejor que cualquier buena guerra", afirmó Yanukóvich, quien también criticó el desproporcionado uso de la fuerza de los efectivos antidisturbios contra los manifestantes.

Por su parte, Putin tachó esta semana las multitudinarias manifestaciones de la oposición en Kiev de pogromo y negó que se trate de una revolución popular.

Según el líder ruso, las acciones de protesta "tienen poco que ver con las relaciones entre Ucrania y la UE" (Unión Europea), y obedecen a intereses de quienes "quieren agitar los procesos políticos internos".

"Se trata de una acción bien planeada de antemano" con la vista puesta en las elecciones presidenciales ucranianas de 2015, apuntó.

Por su parte, el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, denunció hoy la participación de funcionarios extranjeros en las manifestaciones de protesta en Ucrania como "intromisión en los asuntos internos" del vecino país.

El primer ministro ucraniano, Nikolái Azárov, reconoció que la renuncia ucraniana a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea, detonante de las actuales protestas, se fraguó en la reunión que mantuvieron Yanukóvich y Putin el pasado 9 de noviembre.